(CNN) - En un día en que millones de estadounidenses viajan a ver a sus familias y amigos en Navidad, una serie de tormentas de rápido movimiento se desplaza desde el valle del Mississippi al valle de Ohio, matando al menos a once personas e hiriendo a algunos más.

7 personas han muerto en Mississippi, tres en Tennessee y una en Arkansas.

Un gran y extremadamente peligroso tornado ahora se mueve al noroeste de Mississippi, dijo este miércoles el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos. El tornado tocó tierra cerca de Clarksdale, dijo la agencia. Hay reportes de grandes daños en edificios en Sardis, a 72 kilómetros de Clarksdale. Luego el sistema se movió rápidamente a través de la parte superior del estado y Tennessee.

Un niño de 7 años murió en Mississippi por el tiempo severo, dijeron a CNN autoridades del condado Marshall. El niño estaba en un auto con su familia cerca de Holly Springs, pero no se especificaron más detalles.

Dos personas están desaparecidas.

La oficina del sheriff del condado Benton confirmó tres muertes más. Al menos 40 personas en seis condados de Mississippi resultaron heridas en las tormentas, según Greg Flynn, un portavoz de la Agencia de Manejo de Emergencias de Mississippi.

Dos personas murieron en el condado Perry, Tennessee, al suroeste de Nashville. Un hombre de 22 años en el condado de Rhea en el mismo estado también perdió la vida.

Al menos cuatro personas quedaron heridas en la zona del condado Coahoma conocida como Bellview, dijeron las autoridades. Una está en condición crítica.

Hubo informes de grandes daños a edificios en Sardis, a unos 42 kilómetros al este de Clarksdale, y en Holly Springs, más de 90 minutos al noreste.

Fatalidad en Arkansas

Las tormentas causaron la muerte de una persona en Arkansas: una joven de 18 años de Arkansas murió el miércoles cuando un árbol cayó sobre su techo.

Otras cuatro personas que estaban en la casa, incluyendo un bebé de 18 meses, sobrevivieron. El menor fue hospitalizado.

Alrededor de 45 millones de personas podrían verse afectadas por las tormentas, lo que ha propiciado varias advertencias en siete estados.