Donald Trump mantuvo una cómoda delantera en el terreno republicano luego del último debate organizado por CNN.

(CNN) - Donald Trump parece decidido a terminar el 2015 como la fuerza dominante en la contienda por la nominación republicana para presidente del próximo año, con el senador por Texas, Ted Cruz, ahora en un claro –todavía distante– segundo puesto después de un fuerte desempeño en el debate, descubrió una nueva encuesta de CNN/ORC publicada el miércoles.

Trump encabeza el campo con 39%, según la encuesta entre los votantes registrados republicanos y con tendencia republicana. Eso es más del doble de la proporción que respalda a Cruz, quien, con el 18%, sube dos puntos desde la encuesta anterior, la cual fue realizada a finales de noviembre.

Trump constantemente ha tenido la ventaja en las encuestas desde su ascenso al liderazgo en julio, y esta nueva encuesta marca la primera vez que Cruz se mantiene significativamente apartado de los otros candidatos que compiten por la nominación. Detrás de esos dos, tanto Ben Carson como el senador por Florida, Marco Rubio, se han deslizado algunos puntos y están empatados en el 10%.

Una encuesta de Quinnipiac University publicada el martes pasado informó de una estrecha contienda entre Trump y Cruz, un resultado que desentona con la mayor parte de otras encuestas recientes sobre la contienda nacional. Esta es una de las únicas dos encuestas basadas en entrevistas en directo publicadas desde el Día de Acción de Gracias que descubrió a Trump con un liderazgo menor de 10 puntos. Según las 10 encuestas publicadas en ese tiempo, la ventaja de Trump sobre Cruz promedia 16 puntos.

La encuesta de CNN/ORC se llevó a cabo después del debate republicano organizado por CNN y Facebook en Las Vegas el 15 de diciembre. Entre esos republicanos que dicen que observaban, el 33% dice que Trump tuvo el mejor desempeño en el debate, el 28% dice que fue Cruz y el 13% dice que Rubio. El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, los sigue con el 6%. El exgobernador de Florida, Jeb Bush, ampliamente visto como quien necesita un sólido desempeño en el debate para impulsar su posición en las encuestas, fue calificado como el mejor por tan solo el 1% de quienes vieron el debate.

Seis de cada 10 votantes republicanos en la encuesta ahora dicen que hay solamente uno o dos candidatos a quienes ellos preferirían ver ganar sobre el resto del campo, frente al 48% que había identificado favoritos en julio. Esa consolidación se refleja en las preferencias generales de los votantes. Esto marca la segunda encuesta de CNN/ORC en una serie en la que más de tres cuartas partes de los republicanos ahora apoyan a uno de los cuatro principales candidatos (77% elige a uno entre Trump, Cruz, Carson o Rubio), y el 57% en la actualidad apoya a uno de los dos candidatos que llevan la ventaja. Esa última cifra representa el porcentaje más alto de los dos candidatos combinados este ciclo.

La posición de Trump en la contienda por la nominación se ve reforzada por la confianza generalizada de que él es quien puede manejar de mejor manera los problemas principales que enfrenta la nación. Trump tiene enormes ventajas sobre el resto del campo como el candidato más capaz de manejar la economía (57% Trump, los competidores que le siguen más de cerca son Cruz con el 8%, Rubio con el 7%, Carson con 6% y Bush con 5%), la inmigración ilegal (55% confía en Trump, seguido de Cruz con el 15%, Rubio con el 10%), e ISIS (47% prefiere a Trump, 21% a Cruz, 7% a Bush y 6% a Christie).

Y los republicanos están empezando a convencerse de que el Partido Republicano tiene una mayor oportunidad de ganar la presidencia con la nominación del magnate de bienes raíces de Nueva York. En general, el 46% de los votantes del Partido Republicano dice que los republicanos tienen una mayor oportunidad de ganar en 2016 con Trump como el nominado del partido, mientras que 50% dice que el Partido Republicano tiene una mayor oportunidad con alguien más en esa posición. En agosto, tan solo el 38% decía que Trump le ofrecería a los republicanos la mayor probabilidad.

Obviamente, quizás los partidarios de Trump son los más propensos a pensar que el Partido Republicano tiene su mayor oportunidad como Trump como su nominado (85% dice así), pero incluso entre los que no son partidarios actuales, el 21% piensa que Trump sería mejor que la alternativa.

Entre los que dicen que el partido tiene una mejor oportunidad con alguien que no sea Trump, Cruz es el candidato preferido ya que al 25% le gustaría verlo ganar la nominación, 16% a Rubio, 13% a Carson, 9% es partidario de Trump, 8% del senador por Kentucky, Rand Paul, 7% de Christie y el 4% tanto para Bush como para Kasich.

Hay señales en la encuesta de que el rendimiento de Cruz en el debate pudo haberlo ayudado a mejorar su atractivo. A pesar de que se mantiene muy por detrás de Trump, Cruz le ganó terreno al candidato favorito en el tema del manejo de la inmigración ilegal y de ISIS, los cuales eran un enfoque central en las preguntas del debate, mientras que Rubio y Carson se desvanecieron en ambos temas. El índice de preferencia de Cruz ha aumentado 22 puntos entre los votantes republicanos desde septiembre, y ahora tiene la calificación más alta de preferencia entre los votantes republicanos de cualquiera de los siete candidatos probados. Él también registró el mayor aumento de índice de preferencia entre todos los adultos desde septiembre, y pasó de un 27% favorable en septiembre al 45% actual, una ganancia de 18 puntos. Trump (+8) y Rubio (+14) registraron aumentos menores.

Más votantes republicanos (62%) dicen que Cruz tiene la experiencia adecuada para ser presidente a diferencia de Trump (57%) o Rubio (53%), y dos tercios dicen que Cruz comparte sus valores y que es alguien a quien estarían orgullosos de tener como presidente (66% cada uno). Una cifra ligeramente menor dice que cualquiera de esos sentimientos se aplica a Trump (63% en los valores, el 60% en el orgullo) o a Rubio (64% en los valores, 62% en el orgullo).

La educación sigue siendo una línea divisoria rígida entre los republicanos, pero desde el mes pasado Trump ha ganado terreno con los graduados universitarios del partido. En la nueva encuesta, el 27% de los votantes del Partido Republicano con títulos respaldan a Trump, por encima del 18% en la encuesta de finales de noviembre. Entre los que no tienen título, 46% respaldan a Trump, la misma proporción que en noviembre. Los votantes no universitarios podrían llegar a ser un talón de Aquiles para Rubio, quien tiene el apoyo de tan solo el 6% entre ese grupo en comparación con el 19% entre los que tienen títulos.

La encuesta de CNN/ORC fue realizada por teléfono del 17 al 21 diciembre entre una muestra nacional aleatoria de 1.018 adultos. Los resultados para la muestra completa tienen un margen de error de más o menos 3 puntos porcentuales. Para resultados entre los 438 votantes registrados que son republicanos o independientes con tendencia al Partido Republicano, el margen de error es de más o menos 4,5 puntos porcentuales.