ADVERTENCIA: El video puede herir tu sensibilidad.

(CNN Español) - El 18 de diciembre pasado, los abogados de la familia de un joven hispano muerto a manos de dos policías en Los Ángeles, California, divulgaron un vídeo que muestra el momento exacto del tiroteo en 2014. Uno de los abogados, Ángel Carrazco, dijo que el video demuestra que Noel Aguilar, recibió tres disparos por la espalda cuando ya estaba en el suelo y no representaba una amenaza.

Una investigación inicial de las autoridades concluyó en febrero de 2015 que los oficiales actuaron porque temían por su vida. La familia del hombre ha solicitado una nueva investigación tras obtener el escalofriante video.

Lo que revela el video

El grabación comienza tras una persecución a pie de Noel Aguilar, que montaba en bicicleta en la localidad de Long Beach. Según los agentes involucrados en el caso, Aguilar no se detuvo cuando le dieron el alto. Creyeron que el hombre iba armado.

El video muestra a los policías —José Ruiz y Albert Murade— que finalmente le persiguen, le derriban al suelo e intentan esposarle. Aguilar se resiste y entonces se escucha un disparo.

Uno de los uniformados, Murade, resulta herido. En el momento, cree que Aguilar es quién le ha disparado. Pero quien dispara el arma es el policía Ruiz, aunque en el vídeo nunca reconoce que es él quién ha disparado.

Luego, Ruiz le pregunta Aguilar dónde está el arma, mientras Murade asegura que le han disparado en el estómago.

Aguilar niega tener una pistola o haber disparado a alguien y pregunta que por qué le apuntan con un arma.

Ruiz entonces vuelve a disparar, esta vez contra Aguilar.

Depsués, el agente Murade dispara a Aguilar tres veces por la espalda a una corta distancia. Tras el tiroteo, alega que lo hizo porque pensó que Aguilar le dispararía de nuevo.

La familia de Aguilar pide justicia

Tras una investigación de nueve meses, el fiscal del distrito de Los Ángeles llegó a la conclusión de que los agentes actuaron en legítima defensa propia de terceros.

El departamento del sheriff de Los Ángeles dijo a los medios que Aguilar intentó hacerse con la pistola de uno de los agentes y que además era miembro de una pandilla.

Una investigación de CNN no ha revelado ningún tipo de antecedentes penales.  Sin embargo, las autoridades afirman que Aguilar iba armado con una pistola calibre 45 en el momento del tiroteo.

En un comunicado a CNN, el departamento del sherif asegura que los investigadores tienen el video del incidente. Pero que forma parte de las pruebas de la investigación.

Además la dependencia solicitó la ayuda de cualquier persona que pueda ofrecer más videos.

Los agentes involucrados en el tiroteo están de vuelta en las calles de Los Ángeles.

En entrevista con Ana María Luengo Romero, el abogado de la familia Aguilar, Humberto Guizar, dijo que no importa se Aguilar era o no pandillero y que lo cierto en el momento en que fue sometido y recibió los disparos no estaba armado, no representaba una amenaza y por tanto se trataría de "un asesinato".