CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terrorismo

Reino Unido sentencia a cadena perpetua a una pareja por planear un ataque terrorista

Por CNN

(CNN) — El que sería un atacante suicida, Mohammed Rehman, de 25 años, fue sentenciado a cadena perpetua con un mínimo de 27 años en prisión en la corte de Old Baily, por planear un ataque terrorista en Londres que coincidiría con el décimo aniversario de las explosiones ocurridas el 7 de julio de 2005.

La esposa de Rehman, Sana Ahmed Khan, de 24 años, que ayudó a financiar un complot terrorista, fue setenciada también a cadena perpetua con un término mínimo de 25 años en la cárcel.

La pareja fue arrestada en mayo luego de que las autoridades notaran publicaciones extremistas en la cuenta de Twitter de Rehman, incluyendo una en la que pedía un consejo sobre qué sitios atacar en Londres.

“¿El centro comercial de Westfield o la línea de trenes subterráneos de Londres?”, decía en un tuit, que incluía un link a un comunicado de al-Qaeda emitido el 7 de julio de 2005, sobre los ataques terroristas que dejaron 52 personas muertas.

 Trabajadores del servicio de emergencia de Reino Unido llegan a Edare Road luego de las explosiones en el metro de Londres el 7 de julio de 2005.


Trabajadores del servicio de emergencia de Reino Unido llegan a Edare Road luego de las explosiones en el metro de Londres el 7 de julio de 2005.

Otros tuits “incluían retórica extremista junto a imágenes de dispositivos hechos en casa y material instructivo” y las autoridades también encontraron que Rehman conducía un sitio en internet sobre ISIS, que incluía instrucciones sobre cómo hacer explosivos y que tenía información de los atentados del 7 de julio, según un comunicado de la policía contraterrorismo británica.

Los atentados terroristas en Londres ocurrieron el 7 de julio de 2005 y dejaron un saldo de 52 personas muertas y más de 700 heridas.

Tres bombas suicidas estallaron con 50 segundos de diferencia en tres trenes que viajaban a través de la línea de trenes de Londres.