CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

De esta forma un joven de 23 años venció a United Airlines

Por Patrick Gillespie

(CNNMoney) — Era un niño genio contra una compañía de 21.000 millones de dólares.

Aktarer Zaman, quien ahora tiene 23 años, no volvió atrás cuando United Airlines y Orbitz lo demandaron hace un poco más de un año por abrir un sitio web llamado Skiplagged.com a fin de ayudar a los viajeros a encontrar boletos de avión a un precio económico.

Zaman dice que le está yendo bien a su sitio, y a menudo tiene que trabajar siete días a la semana para suplir la demanda.

“Ha sido un viaje divertido. Viendo hacia atrás, ha sido una experiencia muy interesante que la mayoría de personas no viven”, le dijo Zaman a CNNMoney.

United y Orbitz estaban furiosos por Skiplagged; dijeron que el sitio web del emprendimieno era una “competencia injusta” que promovía los viajes “estrictamente prohibidos”. Ellos presentaron una demanda federal y exigieron que Zaman les pagara 75.000 dólares en ingresos no percibidos.

“No me sentía optimista respecto a enfrentar la disputa legal”, dijo Zaman. “Tenía un poco de miedo. No estaba seguro de qué hacer”.

Pero Zampan también consiguió respaldo. “Algunas personas hubieran podido rendirse. Yo desafío ese tipo de actitud. Soy realmente persistente”, dijo.

Skiplagged ayuda a los viajeros a encontrar boletos baratos a través de una estrategia llamada boletos de “ciudad escondida”.

La idea es que compres un boleto en la que una escala sea en realidad tu destino final.

Digamos quieres volar de Nueva York a San Francisco. Reservas un vuelo de Nueva York a Portland con escala en San Francisco y te quedas ahí, sin molestarte en tomar el último tramo del vuelo. A veces, eso puede ahorrarte dinero. Volar de esta forma no siempre es lo más barato, pero a menudo sí lo es.

Al enfrentarse a dos compañías con un valor de miles de millones, Zaman pidió ayuda y la recibió. Poco después de que CNNMoney informara sobre el caso, Zaman recibió un torrente de donaciones en su campaña en GoFundMe.

Zaman, quien inició Skiplagged mientras trabajaba en un emprendimiento tecnológico, pidió 10.000 dólares para ayudarlo a pagar los honorarios legales a sus abogados. Los donantes le dieron 81.000 dólares.

En febrero, Orbitz se retiró del caso y llegó a un acuerdo con Zaman, pero United siguió involucrado. En mayo, un juez de Chicago desestimó el caso porque Skiplagged no se encontraba en su jurisdicción. United no buscó más acciones legales.

Zaman celebró su victoria en Skiplagged, donde la página de inicio anuncia el éxito del sitio: “Somos tan buenos que United Airlines en realidad nos demandó por ello”.

La vida de Zaman ha cambiado mucho desde hace un año. Ha sido entrevistado en la televisión nacional, ha sido aclamado a través de las redes sociales y ha visto un aumento en su negocio.

Y ya no trabaja solo: contrató a dos ingenieros a tiempo completo, alquiló un espacio de oficina en Manhattan y recibió financiamiento de inversores ángeles (no ha dicho cuánto o de quién). Él quiere contratar a más ingenieros.

Hace un año, Skiplagged recibía a más o menos 250.000 visitantes al mes. Ahora, recibe en promedio 1 millón de visitantes al mes. Skiplagged es una de las aplicaciones de viajes más populares en la tienda de Apple.

A finales de noviembre, Zaman hizo una sesión de preguntas y respuestas en Reddit. Ya se encuentra entre las primeras 10 sesiones de preguntas y respuestas en Reddit; es más popular que el candidato presidencial Bernie Sanders y el hacker Edward Snowden, y está justo por debajo del director ejecutivo de Tesla, Elon Musk.

Le ha sobrado efectivo de las donaciones legales. Zaman dijo que piensa donar 23.000 dólares a una organización benéfica relacionada con los viajes a principios del próximo año.

Entonces, ¿qué le dio confianza para pelear contra una corporación?

Zaman dice que él y sus abogados se dieron cuenta desde el principio de que los argumentos de United tenían un defecto. United afirmó que Zaman quebrantó el “contrato de transporte”, pero ese es un contrato entre pasajeros y aerolíneas… no entre terceros como Skiplagged.

United demandó a Zaman en un tribunal de Illinois, donde se encuentra su sede. Skiplagged está en Nueva York. En última instancia, este tecnicismo ayudo a que el caso fuera desestimado.

Zaman dijo que no obtiene ganancias por Skiplagged, pero no quiere venderlo o trabajar en una gran compañía de tecnología. Solo quiere levantar la cortina respecto a un secreto poco conocido entre los viajeros frecuentes.

“Solo les estoy dando información a las personas y los estoy volviendo más conocedores”, dijo. “Nunca vi eso como algo malo, hacer que las personas sean viajeros más hábiles”.