Foto de archivo. Voluntarios usan máscaras de gas durante una clase sobre cómo responder a un ataque con armas químicas, en el norte de la ciudad de Alepo, el 15 de septiembre de 2013. (Crédito: JM LOPEZ/AFP/Getty Images)

(CNN) - Las armas químicas declaradas por Siria fueron destruidas, según confirmó la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) en un comunicado difundido en su página web este martes.

Veolia, la firma estadounidense contratada por la OPAQ para eliminar una parte del arsenal sirio de armas químicas, ha completado la eliminación de 75 cilindros de fluoruro de hidrógeno en sus instalaciones en Texas.

Según el comunicado, esto completa la destrucción total de todas las armas químicas declaradas por la República Árabe Siria y la necesidad de crear una solución técnica para tratar un número de cilindros en condición deteriorada y peligrosa que había dilatado el proceso de eliminación.

"Este proceso cierra un importante capítulo en la eliminación del programa de armas químicas mientras continuamos los esfuerzos por clarificar la declaración de Siria y abordar el uso continuo de los productos químicos tóxicos como armas en ese país". dijo el director general de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, el embajador Ahmet Üzümcü.

En julio de 2014, 600 toneladas métricas de armas químicas en Siria fueron trasladadas a un buque estadounidense para su destrucción, en lo que marcó la presunta eliminación del último arsenal químico declarado por ese país.

Sin embargo, en noviembre de 2015 el organismo internacional de control de armas químicas determinó que el gas mostaza fue usado en un pueblo sirio, hecho que causó nuevos interrogantes acerca del despliegue de esas armas en la sangrienta y atroz guerra en ese país.

El incidente ocurrido el 21 de agosto en Marea, una ciudad aproximadamente a 45 kilómetros al norte de Alepo, expuso al menos a dos personas a "sulfuro de mostaza, y hay razones para creer que un bebé también podría haber sufrido y muerto como resultado", según la OPAQ.

Las armas químicas han sido un argumento importante en la guerra de Siria, en la cual las fuerzas internacionales acusan a las fuerzas de Assad de utilizarlas contra los civiles.

Ante tales acusaciones –por no hablar de las amenazas de fuerza directa por las potencias mundiales–, el gobierno de Asad depuso su actitud, en 2013, y entregó sus arsenales de armas químicas. Ese acuerdo fue negociado por Estados Unidos y Rusia, y luego suscrito por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La OPAQ confirmó en junio del año pasado que las reservas definitivas había sido retiradas. Es por eso que las nuevas afirmaciones de dicho uso son tan importantes, ya sea que hayan sido usadas por el régimen de Assad o por los grupos militantes, como ISIS.