Personal de la policía de la India vigilan en las cercanías de la base de la Fuerza Aérea en Pathankot luego de que un grupo de terroristas se enfrentaran a las fuerzas de seguridad indias, el 5 de enero de 2016. (Crédito: NARINDER NANU/AFP/Getty Images)

(CNN) - Un enfrentamiento en la base aérea de Pathankot, en la India, aparentemente finalizó este martes, según afirmó el ministro de Defensa Manohar Parrikar durante una rueda de prensa en el lugar de los hechos este martes.

Parrikar anunció que seis terroristas murieron y agregó que aún están en marcha operaciones de limpieza para identificar y destruir explosivos repartidos por todo el lugar.

"Hay indicadores de que algún material incautado fue hecho en Pakistán. Hay investigaciones en curso", dijo el ministro de Defensa en respuesta a una pregunta sobre los supuestos vínculos paquistaníes con el ataque.

Manohar Parrikar felicitó a las fuerzas de seguridad por su "excelente trabajo".

Las operaciones se llevaron a cabo en un lugar en el que no se produjo ningún daño a equipos militares.

Armas AK-47, un barril de granadas, navajas suizas, cuchillos de comando y morteros fueron incautados de la escena de los hechos.

"Veo algunas brechas pero no creo que esto haya comprometido la seguridad", aseguró Parrikar, al referirse a posibles fallas de inteligencia por parte de las fuerzas de seguridad de la India.

Las autoridades no creen que ningún otro terrorista esté presente en la base aérea, pero las operaciones siguen presentes.

Al menos siete personas pertenecientes al grupo de seguridad y un civil murieron junto a otros cuatro militantes de un grupo yihadista que se tomó la base aérea de Pathankot, que inició el pasado sábado.

El ministro de Interior de la India dijo inicialmente que contuvieron el ataque el domingo, sin embargo más tarde se supo que los militantes terroristas estaban todavía en el lugar.

Este lunes se informó que las operaciones para eliminar a dos posibles militantes que estaban en la base aérea, estaban "posiblemente en su etapa final", según informó un funcionario de Seguridad Nacional en una conferencia de prensa.

Funcionarios dijeron que recibieron informes de inteligencia sobre un posible ataque y reforzaron la seguridad en el aeródromo para repeler a los atacantes antes de llegar a las áreas sensibles de la base aérea.