(CNN) – Sí existe algo como magnetismo animal, entonces Jean-François Pignon lo tiene.

Con un simple roce de su mano, el francés hace que su caballo realice los trucos más asombrosos.

Desde instruirlos para que se paren elegantemente en sus patas traseras hasta montar no sobre uno, sino sobre dos caballos al mismo tiempo, no es de sorprenderse que las presentaciones de Pignon se hayan convertido en un éxito con las audiencias alrededor del mundo.

El artista veterano, quien apareció en la Feria Internacional del Caballo de Londres en Olympia en diciembre, ha entrenado caballos desde que era un niño.

"Comencé muy joven con mi primer caballo, Gazelle", cuenta Pignon a CNN. "Yo tenía 11 años y ella tenía año y medio. Mi primer objetivo no era hacer un espectáculo, sino comunicarme con mi caballo y jugar con ellos".

"Y luego tuve la oportunidad de presentarme en un pueblo pequeño para hacer mi primer espectáculo e inmediatamente me gustó. Yo era muy tímido, pero este día sentí que realmente me gustaba este trabajo".

Más de tres décadas después, el francés de 47 años de edad, quien vive en Calvission al sur de Francia, aún dedica horas al entrenamiento, aunque está siempre consciente del bienestar de sus caballos.

"Los movimientos más difíciles son cuando los caballos están cansados, lo cual es poco común, y también cuando los caballos están emocionados", explicó. "Mi papel es ser el maestro en medio, y usarlos un poco más, un poco menos, dependiendo de su estado de ánimo".

Las audiencias se sorprenden cuando ven a Pignon, dice Jo Peck, quien se encarga del mercadeo y las comunicaciones para el evento anual en Olympia, donde el francés se ha presentado en cuatro ocasiones.

"Él puede hacer que los caballos hagan cosas que otras personas no pueden", dice Peck a CNN.

"Tiene una conversación casi telepática que se lleva a cabo... es casi una comunicación con sus caballos. La forma en la que les pide que hagan cosas es muy distinta a la forma en la que un jinete de saltos ecuestres le pediría a su caballo que hiciera algo", añadió.

"No es solo un caballo; él controla varios caballos al mismo tiempo. La habilidad es simplemente increíble".

El holandés IJsbrand Chardon ha sido campeón 26 veces y ha ganado numerosos títulos tanto en doma como en conducción de carros.

El holandés IJsbrand Chardon ha sido campeón 26 veces y ha ganado numerosos títulos tanto en doma como en conducción de carros.