(CNN Español)– El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera destacó en el programa Aristegui que con la reforma política, la capital entra "en la mayoría de edad".

"Jurídicamente (la Ciudad de México) va a tener una autonomía muy importante, que nunca ha tenido, es como entrar en la mayoría de edad en la participación con la Federación. Es hablar con la Federación en igualdad de circunstancias", dijo Mancera en entrevista con Carmen Aristegui.

A finales de 2015, las Cámaras de Diputados y Senadores aprobaron la reforma política de la Ciudad de México, con la que se le otorga autonomía que la igualaría a los otros estados del país.

El jefe de gobierno explicó los principales cambios que supondrá la reforma, entre ellos, el tener una Constitución y una distribución de competencias igual a la de todos los estados. Además, la Ciudad de México -su nombre oficial- tendrá un Congreso y podrá participar en los debates constitucionales. Las delegaciones serán sustituidas por alcaldías  y concejales (no tendrá municipios).

"Hoy en la capital solo podemos legislar en lo que expresamente está señalado, todo lo demás es Congreso de la Unión. Todos los demás estados pueden legislar en lo que quieran, menos en lo que expresamente está reservado al Congreso de la Unión. Es el gran cambio, es una redistribución de facultades total", dijo Mancera.

Con la reforma política, queda eliminada la facultad del Senado para remover al jefe de Gobierno y, además, será este quien pueda nombrar a los titulares de Seguridad Pública y Procuraduría general de Justicia, cargos que hasta ahora tenían que contar con la aprobación del Presidente de la República.

La Ciudad de México seguirá siendo la capital de los Estados Unidos Mexicanos y sede de los Poderes de la Unión.