Miembros de un grupo antigubernamental a las afueras de un edificio federal tomado en una zona rural de Oregon. (Crédito: Justin Sullivan/Getty Images)

(CNN) - Ahora, ellos tienen un nombre. Y ahora, sabemos cuánto tiempo se han propuesto quedarse.

Los manifestantes armados quienes tomaron un edificio federal en Oregón se refieren a sí mismos como Citizens for Constitutional Freedom (ciudadanos a favor de la libertad constitucional).

Y ellos dicen que no tienen planificado ceder pronto.

"Vinimos muy bien preparados. Estaremos aquí por mucho tiempo", dijo el manifestante John Reitzheimer.

Pero esto no es exactamente un enfrentamiento. No se han presentado policías en la nevada y desolada reserva Malheur National Wildlife Refuge desde que los ocupantes tomaron el edificio principal el sábado.

Y esa fue una decisión inteligente de parte de las autoridades, dicen los analistas.

Lo que podría suceder después

Las fuerzas policiales solamente deben esperar que los manifestantes salgan, dicen los expertos.

"A estas alturas, no existe una razón real para entrar. Además, el FBI lo sabe", dijo Steve Moore, un agente especial supervisor retirado del FBI.

Él dijo que las autoridades federales han aprendido esa lección por las malas. Tomemos, por ejemplo, la mortal confrontación en el complejo de la Rama Davidiana en Waco, Texas, en 1993.

"Un centenar de personas murieron allí", dijo Moore. "Fue un suicido; sin embargo, fue provocado por la intervención del FBI".

Entonces, ¿cuánto tiempo deberían esperar las autoridades y qué sería lo que podría provocar que esa táctica cambiara?

"Creo que ellos esperarán durante mucho tiempo", dijo Moore. "Lo único que los obligaría a cambiar de decisión sería si estas personas representaran una amenaza de vida o muerte para alguien".

El FBI, el cual lidera la investigación, no ha especificado qué hará.

"El FBI está trabajando con la oficina del alguacil del condado de Harney, con la policía estatal de Oregón y otras agencias policiales locales y estatales para lograr una solución pacífica a la situación en el Manheur National Wildlife Refuge", dijo en un comunicado la oficina de Portland de la agencia.

"Debido a consideraciones de seguridad, tanto para los que están dentro del refugio, como para los agentes del orden involucrados, no vamos a publicar ningún detalle con respecto a la respuesta de los cuerpos policiales".

Lo que quieren los manifestantes

Los manifestantes se están quejando por la cantidad de tierra controlada por el gobierno federal así como por la sentencia de dos rancheros locales, Dwight y Steven Hammond.

Durante dos días, el grupo tan solo hizo vagas declaraciones sobre lo que haría que se fueran. Pero el lunes por la noche, el portavoz de los manifestantes, Ammon Bundy, planteó demandas específicas.

La ocupación acabaría cuando "los Hammond fueran liberados y el gobierno federal les diera el control del bosque nacional Malheur", tuiteó Bundy.

El tuit fue eliminado después.

Bundy es el hijo de Cliven Bundy, el ranchero de Nevada que atrajo la atención nacional en 2014 después de montar un enfrentamiento con las autoridades federales. El gobierno dijo que Bundy debía más de un millón de dólares por usar tierra federal para pastoreo de ganado. Cientos de milicianos armados se unieron y respaldaron a Bundy.

El Bundy mayor también provocó titulares por especular abiertamente si era mejor que los afroamericanos fueran esclavos.

Reitzheimer, otro manifestante, anteriormente llamó la atención por organizar concentraciones anti islámicas en Arizona.

Ammon Bundy se negó a decir cuántos manifestantes armados hay dentro del refugio al decir que esa información podría poner en peligro la "seguridad operativa".

Pero él dijo que él no quiere que la situación se torne violenta.

Alguacil: no estás ayudando

Los manifestantes armados han dicho que están intentando ayudar a los Hammond, quienes fueron condenados por un incendio provocado y sentenciados a cinco años de prisión.

Los Hammond han dicho que iniciaron un incendio en 2001 para reducir el crecimiento de plantas invasoras y para proteger su propiedad de los incendios forestales, informó KTVZ-TV, afiliada de CNN.

Pero los fiscales dijeron que los Hammond incendiaron aproximadamente 52,61 hectáreas de tierras públicas en un intento por encubrir la caza furtiva de venados en propiedad federal.

A lo largo del asedio, Bundy ha afirmado que los dos rancheros fueron un blanco por no venderle tierra al gobierno.

Pero los rancheros –padre e hijo– se han distanciado del grupo.

"Ni Ammon Bundy ni otro miembro dentro de su grupo/organización habla en nombre de la familia Hammond", le escribió el abogado de los Hammond, W. Alan Schroeder, al alguacil del condado de Harney, David Ward.

El lunes, los Hammond se entregaron para ir a la cárcel a fin de cumplir su sentencia de cinco años.

Ahora, este es el momento para que los manifestantes acaben con el asedio, dijo el alguacil.

"Ustedes dijeron que estaban aquí para ayudar a los ciudadanos del condado de Harney. Esa ayuda terminó cuando una manifestación pacifica se convirtió en una ocupación armada", dijo Ward.

"Los Hammond ya se entregaron. Es el momento de que ustedes salgan de nuestra comunidad, vuelvan a casa con sus familias y terminen con esto de manera pacífica".

Sara Sidner informó desde Oregón, y Holly Yan informó y redactó desde Atlanta. John Vause, Tina Burnside y Ashley Fantz también contribuyeron con este reporte.