Un hombre sirio está sentado en los escombros que dejó un ataque con bomba en la ciudad de Alepo, que quedó destrozada, el 17 de septiembre de 2015. (Crédito: KARAM AL-MASRI/AFP/Getty Images/Foto de archivo)

(CNN) - Al menos 15 personas murieron, entre ellos 12 niños, en un bombardeo que impactó un colegio en la ciudad de Enjarah, a las afueras de Alepo, según le dijo a CNN un activista del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que está en el lugar de los hechos.

Es probable que la cifra aumente porque hay heridos de gravedad y personas desaparecidas bajo los escombros.

No se informó quién fue el responsable de los ataques aéreos ocurridos este lunes.

Rida Barki, uno de los activistas en el lugar, le dijo a CNN que el bombardeo ocurrió el lunes antes de las 8 a.m. y cuando llegó había muchas ambulancias y personas tratando de evacuar el área.

“Todas las personas estaban tratando de encontrar a sus hijos. Había una casa cerca a la escuela que fue bombardeada. Sólo el padre estaba vivo. La madre y los tres niños murieron”, narró la fuente.

“Vi muchas partes de cuerpos de niños. Al principio no pude ni siquiera tomar una foto y empecé a ayudar a la gente. Luego tomé fotos”.

“Eran niños de segundo y tercer grado. Su profesora también murió. Su cabeza fue separada de su cuerpo”, dijo el activista a CNN.

Más temprano este lunes tres escuelas fueron impactadas en la ciudad de Enjarah, donde 17 personas murieron (14 de ellos niños y tres profesores). 60 personas resultaron heridas, dijo Barki, un activista que vive cerca de esa ciudad.