Los partidarios del precandidato que se encontraban alrededor de ella empezaron a corear el nombre de Trump.

(CNN Español) - Una mujer musulmana que llevaba puesto un hiyab fue escoltada de un evento de la campaña de Donald Trump el viernes por la policía después de que se pusiera de pie en protesta silenciosa durante el discurso de Trump este sábado en Carolina del Sur.

Ahora el Consejo para Relaciones Islámicas-Americanas (CAIR por sus siglas en inglés), la organización de derechos civiles de los musulmanes más grande de Estados Unidos, le está pidiendo al magnate y precandidato republicano a la presidencia que se disculpe por haber retirado a la mujer del recinto.

Rose Hamid, una asistente de vuelo de 56 años de edad que se encontraba en la tribuna directamente detrás de Trump, se puso de pie el viernes durante su discurso cuando el favorito republicano sugirió que los refugiados que huían de la guerra en Siria estaban vinculados a ISIS.

A pesar del silencio de la mujer, los partidarios del precandidato que se encontraban alrededor de ella empezaron a corear el nombre de Trump —según instrucciones del personal de su campaña en caso de protestas— y señalaron a Hamid y a Marty Rosenbluth, el hombre que la acompañaba y que también se puso de pie.

La CAIR dice que Trump debe disculparse pues la mujer fue verbalmente abusada por la multitud que estaba en el lugar y por haber sido expulsada.

“La imagen de una mujer musulmana que fue abusada y explusada de un mitín político envía un mensaje estremecedor a los musulmanes estadounidenses y a todos aquellos que valoran la tradición de nuestro país de respetar la diversidad religiosa y la participación cívica", afirma un comunicado de la CAIR.

"Donald Trump debe emitir una disculpa pública a la mujer para dejar claro que los musulmanes estadounidenses están bienvenidos como ciudadanos y participantes en el proceso político de la nación", añade la comunicación.

Luego de que Hamid y otras tres personas, quienes llevaban puestas estrellas parecidas a las que usaban los judíos durante el Holocausto, fueran escoltadas por la policía y funcionarios de la campaña de Trump, el candidato hizo comentarios sobre el incidente.

"Existe un odio hacia nosotros que es increíble", dijo Trump. "Es su odio; no es nuestro odio".