CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Donald Trump y Ted Cruz, los grandes ganadores del primer debate republicano de 2016

Por Jeremy Diamond

(CNN) — Donald Trump y Ted Cruz tuvieron su primer enfrentamiento directo de la campaña para las elecciones de 2016 durante el debate republicano el jueves en la noche.

Y ambos ganaron.

Pero ellos no fueron los únicos vencedores en una noche que reveló las fortalezas y debilidades de los siete principales candidatos presidenciales del partido Republicano a tan solo dos semanas antes de que los votantes emitan sus primeros sufragios en las asambleas de Iowa.

Este es nuestro resumen de los ganadores y perdedores que participaron en una alborotada noche en Carolina del Sur.

Ganadores

Donald Trump

Donald Trump tuvo su mejor desempeño en un debate de la campaña.

A estar en el centro del escenario, el favorito se destacó con implacables descargas verbales contra los principales aspirantes… al menos contra aquellos que se atrevieron a atacarlo; su miedo es solo otra señal de su dominio.

Los momentos más fuertes de Trump se produjeron cuando él y el senador por Texas, Ted Cruz, tuvieron su discusión más pública y directa de la campaña.

El desarrollador de bienes raíces sembró con eficacia en la mente de los votantes la idea de que el hecho de que Cruz naciera en Canadá debería ser una limitante, y los demócratas podrían cuestionar la elegibilidad del senador por Texas para postularse a la presidencia.

Trump también arrolló a Cruz a propósito de los últimos ataques a sus “valores neoyorquinos”.

“Cuando el World Trade Center fue derribado, vi algo que ningún lugar en la Tierra podría haber manejado de manera más hermosa, más humana que Nueva York”, dijo Trump, y esto fue recibido con aplausos.

Donald Trump y Ted Cruz. (Crédito: Scott Olson/Getty Images)

Donald Trump y Ted Cruz. (Crédito: Scott Olson/Getty Images)

Ted Cruz

Apoyado en su reciente ascenso en las encuestas, Cruz se elevó a sí mismo cuando se enfrentó con Trump…. lo que indicó que podría darse una contienda entre los dos hombres.

Cruz consiguió la mayor presencia en pantalla en dos enfrentamientos distintos con el multimillonario.

El senador por Texas buscó desestimar las preguntas de Trump sobre su estatus de “ciudadano por nacimiento” como ridículas, al introducir preguntas sobre la propia elegibilidad de Trump debido a que la madre del multimillonario es nacida en Escocia. Y señaló que él, un abogado que ha defendido casos constitucionales ante la Corte Suprema, no consideraría válida ninguna opinión de Trump sobre asuntos legales, ya que él no tiene formación en ese ámbito.

Y luego añadió cierta frivolidad cuando sugirió que Trump podría ser su vicepresidente, y pasar al frente si se determina que él no es elegible.

A pesar de la fuerte defensa de Trump sobre sus antecedentes en Nueva York, las alusiones de Cruz a temas como el aborto, las armas de fuego, y el matrimonio homosexual podrían hacerle ganar apoyos entre los conservadores de Iowa.

“Creo que la mayoría de personas saben exactamente cuáles son los valores de Nueva York”, dijo Cruz.

Chris Christie

Christie tuvo el mejor desempeño del debate entre los candidatos del ‘establishment’, mientras promocionaba su historial como gobernador y dejaba que su espíritu directo de Nueva Jersey brillara.

Un comentario ingenioso en contra de Rubio sin duda tendrá algún impacto.

“Ya tuviste tu oportunidad, Marco. Lo arruinaste”, le dijo Christie a Rubio cuando el senador por Florida trató de interrumpir.

Es notable que los mejores momentos de Christie se produjeron cuando se enfrentó a Rubio, ya que los dos han estado peleando por tener apoyo en Nuevo Hampshire, donde Christie va en ascenso.

Nikki Haley

Cuando incluso el candidato al que criticaste en la televisión nacional te habla como “amigo”, sabes que tienes influencia.

Después de criticar indirectamente a Trump al pronunciar la respuesta republicana al Estado de la Unión el martes, la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, fue elogiada por el empresario en el escenario el jueves por la noche.

Haley, la popular gobernadora de Carolina del Sur que fue elogiada tanto por el ‘establishment’ como por figuras del Tea Party, disfrutó de una buena voluntad por parte de quienes estaban en el escenario, probablemente pensando en su poderoso respaldo en Carolina del Sur.

Como mujer y parte de una minoría, la gobernadora india-americana es considerada como una importante elección a la vicepresidencia mientras el partido se prepara para lo que cree, será una batalla contra la demócrata Hillary Clinton. Sin embargo, Trump desestimó sus perspectivas para ocupar la vicepresidencia en CNN después de su discurso.

Perdedores

Ben Carson

(Crédito: Scott Olson/Getty Images)

(Crédito: Scott Olson/Getty Images)

Parece como si Ben Carson aún está tratando de determinar cuál es su lugar en la mesa.

De cara a un estado de agitación en la campaña y a un descenso en las encuestas, el neurocirujano retirado no hizo nada el jueves en la noche que lo separara del grupo.

Y no hizo un buen uso de su tiempo. Mientras respondía a la primera pregunta, eligió empezar quejándose acerca del tiempo que los moderadores tardaban en darle su turno, en lugar de simplemente presentarle sus argumentos al público.

¿Los argumentos en relación a por qué sería un mejor presidente que el resto? No han estado presentes.

John Kasich

El gobernador de Ohio, John Kasich, también estuvo presente en el debate.

El New York Times

Los candidatos republicanos le dieron varios golpes a lo que es su saco de boxeo favorito —el New York Times— y trataron de recurrir a recientes informes negativos para que les resultara ventajoso.

“Si ese es el mejor golpe del New York Times, más vale que regresen a una fuente confiable”, dijo Cruz al rechazar un artículo que generaba preguntas sobre su adherencia a las regulaciones del financiamiento de su campaña.

“Es el New York Times. Siempre están equivocados”, dijo Trump al rechazar un artículo que indicaba que él hacía un llamado a un arancel del 45% sobre China.

Más o menos

Marco Rubio

El senador por Florida empezó bien con un golpe contra Hillary Clinton que también sirvió para sacarle ventaja frente a quien fue su mentor, Jeb Bush, y tuvo un buen final cuando criticó a Cruz como alguien que cambiaba de opinión sobre las políticas. De hecho, su ataque fue tan mordaz que casi lo elevó a la lista de ganadores.

Pero a pesar de sus momentos fuertes, Rubio dejó de ser visible en medio de los ataques entre Trump y Cruz.

Interrumpió con una ocurrencia en un momento, al menospreciar el enfrentamiento entre Trump y Cruz como un “episodio de Court TV”, pero no hizo mucho más por ocupar el centro de atención.

A diferencia de los debates anteriores, Rubio no se destacó —y dejó que Christie le sacara ventaja en algunos puntos clave— una importante oportunidad perdida a medida que los dos se enfrentan en el estado de las primarias de Nuevo Hampshire.

Marco Rubio y Jeb Bush (Crédito:Scott Olson/Getty Images)

Marco Rubio y Jeb Bush (Crédito:Scott Olson/Getty Images)

Jeb Bush

El exgobernador de Florida se mostró claro y conciso en su desempeño —algo que Bush no logró hacer en los primeros debates de la campaña— pero personalidad de ser el adulto en la habitación a menudo se mostró fuertemente en desacuerdo con la dirección de la conversación sobre las primarias.

En respuesta a la propuesta de Trump de prohibir que los musulmanes entren a Estados Unidos, insistió Bush, “Esta política es una política que hace que sea imposible construir la coalición necesaria para atacar a ISIS“.

Trump respondió con un mensaje simple y directo al corazón que pareció resonar con la audiencia: “Quiero seguridad para este país. Quiero seguridad. Estoy cansado de ver lo que está pasando”.

Mientras Bush podría haber ganado en los puntos de política, su campaña atractiva a la cabeza no está demostrando señales de llevarse la victoria.