(Crédito: ALEXANDER NEMENOV/AFP/Getty Images/Archivo)

(CNN) - Es un hecho conocido que funcionarios públicos alrededor del mundo han robado muchas cosas. Pero, ¿una autopista? Debes estar bromeando.

Sin embargo, esa es precisamente la acusación en contra de un alto funcionario de una prisión de Rusia en la provincia de Komi, al norte del país.

Alexander Protopopov, quien supervisaba el Servicio de Penitenciarías Federales de Komi, está acusado de permitir de forma ilegal el desmantelamiento y eliminación de más 7.000 bloques de hormigón que cubrían un tramo de 50 kilómetros de una autopista y venderlos, dijo en una declaración la Comisión Investigadora de Rusia.

Cargos por desfalco

La actividad ilegal ocurrió entre junio de 2014 y agosto de 2015, y le costó a la Federación Rusa 6 millones de rublos —unos 79.000 dólares— en daños, según los investigadores.

Protopopov fue arrestado el miércoles y enfrenta cargos por desfalco de propiedad pública encomendada utilizando su posición oficial, según la declaración.

Como era de esperarse, no se cree que Protopopov haya quitado los 7.000 bloques de hormigón por su cuenta. También se sospecha de que otros funcionarios locales conspiraron en la trama y están bajo investigación, según los fiscales.

Entonces, ¿por qué el funcionario robó la carretera? Bueno, los investigadores dicen que por beneficio personal, por supuesto.