Este pronóstico no traerá buenos recuerdos para las personas en la zona de Boston.

(CNN) - Tenía que ocurrir en algún momento... el regreso del invierno al noreste. Después de todo, es enero.

Llevamos tres semanas del nuevo año y una gran tormenta de nieve se está gestando. Una que podría hacer miserable la vida para unos 50 millones de personas en el noreste.

Washington, ¿qué te parecen casi 61 centímetros de nieve? Nueva York y Boston, podrían amanecer con 30,48 centímetros el sábado.

Pero, ¿acaso esta monstruosa tormenta realmente ocurrirá alguna vez?

Los que pronostican el clima dicen que es demasiado pronto como para saberlo.

¿Vendrá o no?

El pronóstico del tiempo es incierto. El sistema tan solo está empezando a entrar desde el Pacífico y no alcanzará la costa este sino hasta el viernes.

"Existe una amenaza moderada de una importante tormenta de invierno desde el viernes hasta el sábado", según el Servicio Meteorológico Nacional. Esta podría complicar las cosas desde el este de Tennessee hasta Maine y en Canadá.

Si el pronóstico resulta certero, podría provocar importantes retrasos en los viajes, ventiscas, acumulación de nieve e inundaciones costeras.

Hasta ahora, el pronóstico tiene un gran margen de error, según el meteorólogo de CNN, Judson Jones.

"La sincronización y la intensidad continuarán cambiando a lo largo de la semana", dijo. "Los impactos podrían variar desde considerables hasta mínimos".

Este pronóstico no traerá buenos recuerdos para las personas en la zona de Boston.

Al igual que en este tiempo hace un año, la ciudad de Boston había recibido poca nieve, pero durante las siguientes semanas quedó enterrada bajo una cantidad histórica de 279,4 centímetros de ella.

Los meteorólogos tendrán una mejor idea de cómo se irán desarrollando los pronósticos para mediados de la semana.