(Crédito: JOSEP LAGO/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - El argentino Javier Mascherano aceptó una condena de un año de cárcel por defraudar 1,6 millones de dólares al fisco español.

Sin embargo, el jugador del Barcelona pidió que se le suspenda la pena de prisión por carecer de antecedentes y ser una pena inferior a dos años, o se la sustituya por una multa de cerca de 23.000 dólares.

El juicio duró apenas 10 minutos y 'Masche' devolvió a Hacienda la suma defraudada.

Luego de la sentencia, 'El Jefecito' emitió un comunicado en el que anunció el acuerdo con el ente jurídico que, según sus palabras, le da tranquilidad tener regularizada su "situación fiscal".

La fiscalía ha apoyado la petición de la defensa, pero la justicia española todavía está deliberando si acepta la multa.

En una situación parecida se encuentra Lionel Messi, quien deberá presentarse a los tribunales desde el próximo 31 de mayo junto a su padre Jorge.