(CNN Español) -  El miércoles, las autoridades venezolanas confirmaron la muerte del jefe de prensa del gobierno del distrito capital y ex jefe de prensa del parlamento venezolano, Ricardo Durán, asesinado en una barriada popular de Caracas.

Según indica Jorge Rodríguez, alcalde de Caracas, el asesinato de Durán es una muerte por encargo, dijo que no se pueden buscar otras explicaciones y que el asesinato procura llevar al país a un situación de agresión en momentos en que el presidente Nicolás Maduro hace un llamado al diálogo para resolver la emergencia económica.

Lo cierto del caso es que los homicidios de Venezuela no tienen distinción.

Así lo demuestra el lamentable caso de Durán y también el homicidio de decenas de escoltas de figuras importantes de la política venezolana que han dejado claro que la violencia logró infiltrarse en las más altas esferas de seguridad.

Estos son algunos de los casos más notorios recientemente:

– El 28 de noviembre de 2014 murió de varios disparos y dentro de su propia casa uno de los escoltas del presidente Nicolás Maduro.

— El 21 de enero del 2015 murió por un disparo un escolta del exministro de Educación de Venezuela, Héctor Rodríguez.

— El 10 de agosto de 2015 falleció un escolta de la primera dama de la República, Cilia Flores, luego de recibir varios impactos de bala.

— El 11 de agosto del mismo año, hieren de varios disparos a un escolta de Elías Jaua, entonces candidato a la Asamblea Nacional de Venezuela por el PSUV.

— El 9 de noviembre de 2015 matan de varios tiros al detective jefe del CICPC, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Venezuela.

— El el 18 de enero asesinaron de varios disparos al nuevo detective jefe del CICPC, a plena luz del día y mientras llevaba su hija al colegio.

Con información de Fernando del Rincón, Kay Guerrero y Tatiana Arias