Ocupantes armados queman basura mientras ocupan una reserva natural en Burns, Oregon. La protesta. El grupo de manifestantes tenía ocupado el lugar desde el 2 de enero. (Crédito: ROB KERR/AFP/Getty Images)

(CNN) — Una persona murió durante el arresto de un grupo de manifestantes —incluyendo a Ammon Bundy– involucrados con una toma armada del Refugio Nacional de Vida Salvaje Malheur, informó el Buró Federal de Investigación (FBI por sus siglas en inglés) y la Policía Estatal de Oregon.

El individuo muerto, que no ha sido identificado, era objetivo de una orden de arresto federal, informaron las autoridades.

Los arrestados incluyen a Bundy, que encabezó la toma armada, su hermano Ryan Bundy, y Brian Cavalier, Shawna Cox, así como Ryan Waylen Payne, dijeron las autoridades. El arresto se llevó a cabo en la carretera federal 395.

Se realizaron disparos en el lugar, dijeron los funcionarios. No pudieron ver quién disparó primero.

Uno de los arrestados sufrió heridas que no ponen en peligro su vida y fue traslado a un hospital, dijeron las autoridades.

El grupo de manifestantes tenían ocupado el Refugio Nacional de Vida Salvaje Malheur desde el pasado 2 de enero, en protesta por las políticas territoriales federales.

Ammon Bundy, hijo del ranchero controvertido de Nevada Cliven Bundy, así como otras personas comenzaron la protesta por la sentencia de Dwight Hammond y su hijo Steven, rancheros sentenciados por provocar un incendio en territorio federal en Oregon.

Pero una marcha que apoyaba a los Hammonds derivó en la ocupación armada del refugio, con personas asegurando que el gobierno se extralimitó en el tema de territorio federal.

La semana pasada, la gobernadora de Oregon dijo que ya tenía suficiente de la protesta en el refugio en el condado de Harney, en la esquina sureste del estado.

“Los residentes del condado de Harney han sido maltratados y desestimados por la respuesta federal hasta ahora”, dijo la gobernadora, Kate Brown, durante una rueda de prensa.

“Este espectáculo de no respetar a las leyes debe terminar. Y hasta que el condado de Harney esté libre de semejante acto, no dejaré de insistir en que funcionarios federales apliquen la ley”.