(Crédito: MUJAHID SAFODIEN/AFP/Getty Images)

(CNN) - Una población de leones que no había sido descubierta fue hallada en un remoto parque nacional en Etiopía.

Tras una expedición exploratoria, conservacionistas de la Universidad de Oxford en Inglaterra pudieron confirmar las historias anecdóticas del personal del parque de leones viviendo en el Parque Nacional Alatash en el noroeste de Etiopía, cerca de la frontera con Sudán.

"Definitivamente hay leones en los parques Alatash y Dinder. La presencia de leones en Alatash no había sido confirmada en reuniones a nivel nacional e internacional" dijo Hans Bauer, líder de la expedición.

"Considerando la relativa facilidad con la que los leones fueron observados, es probable que residan a lo largo de Alatash y Dinder".

Bauer estima que entre 100 y 200 leones podrían vivir en el parque nacional tras considerar factores como hábitat, terreno y disponibilidad de animales de presa.

Y aunque el equipo no vio a los leones, pudieron capturar fotos claras de grandes felinos con cámaras nocturnas en trampas, determinando que probablemente son una rara subespecie centroafricana.

Se trata de un hallazgo emocionante para los conservacionistas que han visto el fuerte descenso de leones en años recientes. El número de leones a lo largo de África se ha reducido a alrededor de 20.000 individuos, y la especie ha pasado a considerarse "vulnerable" por la Unión Internacional de Conservación Natural. En comparación, había una población estimada de 400.000 leones al inicio del siglo pasado.

"Podría haber tan solo 1.000 leones a lo largo de todo el occidente de África central", dijo Mark Jones, gerente de programas de vida silvestre en Born Free. "Y debido a que estos leones casi ciertamente pertenecen a la misma subespecie, cada población se vuelve muy, muy importante".

El año pasado, el brutal asesinato del león Cecil en Zimbabwe provocó indignación internacional. pero la caza furtiva no es la causa por la caída en números de la población de leones en el continente, dice Jones.

"La caza furtiva no es la principal amenaza para los leones: ciertamente no en esta zona. El conflicto con pobladores locales y la pérdida de hábitat y de presas sí lo es. Así que (los leones) necesitan toda la protección que puedan y debemos trabajar de cerca con las autoridades en Etiopía y los pobladores dentro y alrededor del parque para conseguir ese objetivo".