Ajax, el perro policía.

(CNN) - Si alguna vez una historia mereció tener un final feliz, es esta.

A un policía de Marietta, Ohio, se le ha permitido quedarse con su compañero canino.

El agente Matthew Hickey desarrolló un lazo muy cercano con su perro policía Ajax, y los dos trabajaron juntos todos los días durante los últimos tres años. Cuando Hickey se retiró de la Policía después de 30 años de servicio, quiso llevarse consigo al perro.

"Ajax es un miembro de mi familia, es como uno de mis hijos", le dijo Hickey a WBNS, afiliada de CNN.

Le dijeron que debía comprar el perro pues era propiedad de la ciudad y podría trabajar por otros cinco o seis años. Le aclararon que según la ley de Ohio, Ajax tendría ser vendido en una subasta. Estaba avaluado en 3.500 dólares.

Una campaña de GoFundMe que nació para ayudar a que Hickey se quedara con el perro recaudó más de 50.000 dólares. Además, la página de Facebook de la ciudad se inundó de comentarios que pedían que le permitieran a Ajax quedarse con su compañero humano.

El Departamento de Policía y Hickey lograron un acuerdo: el policía retirado fue nombrado como un agente auxiliar, lo que le permitió quedarse con el animal.

"Es la mejor solución posible para todos", dijo el Departamento de Policía de Marrieta en un comunicado.

Hickey dice que la situación lo ha cambiado. "Me retiré con la idea de ser un hermitaño y vivir en paz porque trabajé en el turno de la noche desde 1996 y estaba exhausto, pero ahora soy un hombre distinto debido al apoyo", le dijo a CNN.

Corey Orr, quien inició la campaña para recaudar el dinero, le dijo a CNN que esperaba "un par de miles de dólares (en donaciones) pero nada como esto".

Orr dijo que las donaciones empezaron a llegar de lugares cercanos, pero que ya han recibido dinero de Canadá, Australia y el Reino Unido. Cualquier exceso de dinero será destinado a caridades y organizaciones que trabajen con perros policiales.