CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vive el golf

Rickie Fowler seduce al golf con su estilo único

Por Rob Hodgetts

(CNN) — Tintineo, tintineo, golpe. Ese es el sonido que se escucha cuando dejan caer bebidas gin-tonic en las casas club alrededor del mundo mientras que los tradicionalistas convulsionan frente a un hombre que luce tenis altos y pantalones deportivos y que gana un torneo de golf profesional.

“Rickie es increíble” es el grito alternativo de parte del espectro más joven de la fraternidad de golf que ve la victoria de Rickie Fowler en el European Tour en Abu Dhabi.

Sea cual sea el campo en el que te encuentres, no hay duda de que el joven estadounidense –el ‘Flautista de Hamelin’ de los chicos geniales para la generación Snapchat– movió la aguja con su atuendo “de la nueva escuela”, provocando un tornado a través de la rancia moda del mundo del golf.

Los tenis altos de Fowler llevaron la moda del golf hacia una nueva era en Abu Dhabi.

Los tenis altos de Fowler llevaron la moda del golf hacia una nueva era en Abu Dhabi.

En lugar de ser mucha palabrería y poca acción, Fowler realmente respalda sus palabras con hechos. Un juego de golf que lo ha llevado hasta la cuarta posición en las clasificaciones mundiales, una espléndida colección de progresos, algunos incluso con saltos elásticos.

Puesto que la carrera de Tiger Woods ha ido en declive poco a poco y otros grandes nombres de su generación, como Phil Mickelson, se encuentran en el lado incorrecto de los 45, el deporte del golf se muestra desesperado por una nueva escena y nuevas estrellas.

El estelar de 2015 de Jordan Spieth, junto con el ascenso de Rory McIlroy y el amanecer de Jason Day, llevó a muchos a sugerir que había un nuevo grupo de los “tres grandes” que igualarían la legendaria rivalidad de Arnold Palmer, Jack Nicklaus y Gary Player en sus días.

El relato fue ordenado, excepto por el hecho de que Fowler se ganó a pulso su entrada. Incluso antes de despegar, los “tres grandes” se han convertido en los ‘Fab Four’. Tal y como el redactor de golf del Guardian, Ewan Murray, lo escribió: “La aristocracia del golf se ha ampliado y se ha convertido en un cuarteto”.

“Los tres han jugado asombrosamente”, le dijo Fowler a los reporteros después de su éxito en Abu Dhabi, al reflexionar sobre los logros de Spieth, Day y McIlroy. “El objetivo final de este año es ganar un ‘major’… entonces quizá yo pueda unirme a la pandilla”.

Sin embargo, Spieth no está convencido de que exista una élite de tres o incluso cuatro hombres, y dice que cualquiera entre los primeros cinco o diez jugadores en el mundo pueden dejar su huella. “Creo que todavía es demasiado pronto para esta charla”, dijo, tal y como lo citó el Guardian.

Golfistas ‘estrella de rock’

El golf ha tenido otras rivalidades desde el eje de Palmer, Nicklaus y Player, pero desde que inició la era de Woods en 1997, han sido pocos los contendientes consistentes por su corona. David Duval, Vijay Singh, Ernie Els y Mickelson, todos ellos tuvieron un estallido, pero en su pompa, Tiger fue intocable.

Sin embargo, ahora, justo cuando los informes sugirieron que la popularidad del golf se estaba hundiendo y jugaban con los números, junto con eso viene una raza nueva de golfistas “estrellas de rock”.

Spieth (a la izquierda), Fowler y McIlroy (a la derecha) están navegando sobre una ola de éxito en el golf.

Spieth (a la izquierda), Fowler y McIlroy (a la derecha) están navegando sobre una ola de éxito en el golf.

Spieth, de 22 años de edad, encabeza la pandilla como el número 1 del mundo, después de ganar dos ‘majors’ consecutivos el año pasado y llegar muy cerca de lograr tres consecutivos antes de abrazar la copa FedEx con la que terminó la temporada. El tejano podría no ser exactamente el rock ‘n roll, pero como un modelo a seguir con un toque de X-Factor, él es ejemplar.

“Tiger, Phil, Rory, estos chicos han hecho más en el juego de golf que yo, y quiero esforzarme por obtener lo que ellos ya han hecho”, le comentó Spieth a los periodistas en Abu Dhabi. “Quiero que mi nombre quede escrito en la historia por hacer tantas cosas como me sea posible. Ese es mi propósito, pues me siento menos satisfecho con lo que ha sucedido y más hambriento por intentar y seguir adelante”.

Con 28 años de edad, Day es el abuelo del grupo, pero el ‘major’ con el que se abrió camino en el PGA de Estados Unidos del año pasado, en medio de una formidable contienda de resultados, lo ha elevado hasta convertirse en el número 2 del mundo.

Day podría carecer del atractivo de los demás, pero lo compensa con una convincente historia de fondo, la pérdida de su padre cuando tenía 12 años, alcohol y problemas en su adolescencia, la muerte de ocho familiares en el tifón Haiyan en las Filipinas y una continua batalla con el vértigo.

McIlroy, el jugador de 26 años de edad, ya cuenta con cuatro ‘majors’ en su haber y el exnúmero 1 del mundo podría haber logrado más de no haber sido por una lesión de fútbol que le robó una parte del año pasado.

Cuando McIlroy obtuvo el título del PGA en 2014, semanas después de ganar la corona del Abierto Británico en Hoylake, se unió a Woods, Nicklaus y al aficionado Bobby Jones como los únicos jugadores en el último siglo que han ganado cuatro ‘majors’ antes de cumplir 26 años de edad.

El norirlandés solo necesita los Masters para completar la serie, un Grand Slam de todos los cuatro títulos de ‘majors’. Tan solo cinco jugadores han logrado esa hazaña: Gene Sarazen, Ben Hogan, Player, Nicklaus y Woods.

Él podría ser uno de los chicos más bajos en la gira, pero McIlroy golpea la pelota a una milla de distancia, lo cual eleva el pulso del público, además de que es abierto, honesto y amado por los niños.

“Me encanta su ímpetu. Es un poco fanfarrón, un poco arrogante, pero no ofensivo”, le dijo Nicklaus a la prensa en 2014.

Aficionado de motocross

Y luego está Fowler.

Conocido por su ropa de color naranja en domingo en homenaje a su alma mater del Estado de Oklahoma, y ​​una afición por las gorras de béisbol de gran tamaño, sería fácil descartar al chico de California como modelo en primer lugar, y como golfista en segundo lugar.

Pero Fowler, de 27 años de edad, posee una proeza propia, en 2014 se unió a Nicklaus y a Woods como los únicos jugadores que han terminado entre los cinco primeros lugares de los cuatro ‘majors’ modernos en una temporada.

Puede ser que él todavía no haya ganado uno de los grandes premios, pero con la victoria en el Players Championship del año pasado –apodado como el ‘quinto major’– así como el Abierto de Escocia y el prestigioso Deutsche Bank Championship, el aficionado de motocross con apariencia de Elvis ha
demostrado que puedes ser genial y competitivo.

El hecho de que Fowler venciera a Spieth y a McIlroy en Abu Dhabi –además de Henrik Stenson, el que entonces estaba clasificado en quinto lugar, por ende– le da más credibilidad a sus afirmaciones de los ‘Fab Four’.

Aún así, ya que Spieth, Day y McIlroy han cambiado la más alta posición en las clasificaciones desde agosto de 2014 –y con cinco de los últimos seis ‘majors’ entre ellos–, Fowler sabe que todavía tiene trabajo por hacer.

“Tengo mi objetivo en el número 1, ese sería mi objetivo final, pero me enfrento a una competencia bastante difícil”, le dijo Fowler a los reporteros en Abu Dhabi.

En el panorama general, la temporada de golf hasta llegar al Masters será un largo ensayo general.

Augusta en abril proporcionará un espectacular escenario en el que se podrán exhibir los talentos de los ‘Fab Four’.

Quién pueda girar y gritar para lograr el mejor efecto aún está por verse. Solo toma en cuenta que en el Masters no se puede correr.