CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arquitectura

Altura vertiginosa: Tokio podría contar con un megarascacielos de 1.600 metros

Por Stephy Chung

(CNN) – Un edificio se está elevando como la Ciudad Esmeralda que no solamente hará que el rascacielos más alto del mundo se vea pequeño —el Burj Khalifa en Dubai— sino que duplicará su altura

Si se construye, el adecuadamente llamado Sky Mile Tower por Kohn Pedersen Fox Associates (KPF) y Leslie E. Roberson Associates (LERA) alcanzaría aproximadamente los 1.600 metros, o una milla completa.

El rascacielos residencial es parte del “Next Tokyo 2045”, una propuesta presentada de forma conjunta por las empresas para propósitos de investigación y desarrollo. La intención es imaginar una megaciudad que contenga infraestructura resistente.

Tokio, como otra vulnerable ciudad costera con bajos niveles de elevaciones, enfrenta factores como el creciente nivel del mar y el mayor riesgo de tifones. El distrito ecológico estaría ubicado en tierra reclamada de la bahía de Tokio y se desarrollaría para medio millón de residentes.

“Next Tokyo es una visión para futuras ciudades con base en las dificultades que enfrentamos en la actualidad”, el director de KPF, David Malott, le dijo a CNN. Era importante para el equipo de diseño que la visión fuera real: que Next Tokyo pudiera ser llevado a cabo utilizando las tecnologías con las que contamos en la actualidad, proyectadas ligeramente hacia el futuro.

Estrategias de defensa costera

Las representaciones arquitectónicas revelan cómo la megaciudad podría abordar cuestiones como las inundaciones, causadas por las mareas de tormenta. Los anillos de diferentes tamaños (aproximadamente entre 152 y 1.524 metros de ancho) con forma de hexágonos, están en condiciones de romper el fuerte oleaje, al mismo tiempo que permiten que los barcos pasen a través de los mismos. Algunos también funcionan como tanques de agua dulce, otros contienen parcelas de agricultura urbana.

Los anillos hexagonales frenan las olas fuertes y funcionan también como tanques de agua dulce, puertos de playa pública y parcelas de agricultura urbana.

Desafíos estructurales para una torre de 1.600 metros

Si bien, aún no hay planes para financiar la mega-ciudad o construir la torre de una milla de altura, la investigación sobre la tecnología requerida es descrita en un informe publicado por el Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano (CTBUH, por sus siglas en inglés).

Las pruebas de túnel de viento revelan que las ranuras verticales en el diseño del edificio permiten que el viento pase a través del mismo, lo cual reduce el impacto que se siente en la torre.

El diseño, destinado a albergar a 55.000 ocupantes, es una respuesta a las tendencias de la migración urbana que prevé que la población mundial que vivirá en las ciudades se duplicará para el año 2050. “Next Tokyo explora el futuro crecimiento urbano que se desplaza hacia arriba, en lugar de hacerlo hacia el exterior”, dice el informe.

A esa vertiginosa altura, los requerimientos de diseño para el viento podrían ser superiores a los de los terremotos… incluso en las regiones más propensas a terremotos del mundo, de acuerdo con el informe. “La torre naturalmente tendrá largos períodos de vibración que serán más fácilmente agitados por el viento”, explica el informe.

Después de realizar varias pruebas exploratorias en túnel de viento, una versión de la torre que incorpora pasos incrementales y estrechamientos, podría “confundir el viento”… desintegrando grandes vórtices de viento que podrían amplificar los movimientos de la torre. Las ranuras verticales en el diseño de la torre permiten que el viento fluya a través del mismo.

La torre residencial de uso mixto podría albergar hasta 55.000 ocupantes. La torre es separada por cubiertas al aire libre.

La distribución de agua en una torre de una milla de altura también es un desafío, según señala el informe. “Bombear el agua directamente desde el suelo sería muy costoso y consume mucho tiempo”.

Para solucionar esto, el diseño utiliza una fachada articulada en torno a las patas de la torre para aumentar la superficie del edificio, lo cual ayuda a facilitar la recolección de la nube como una fuente de agua. El agua sería entonces recolectada y almacenada a diferentes niveles del edificio.

Construcción hacia arriba

Los edificios altos, súper altos y, ahora, mega altos… están en aumento. En enero, la culminación del 432 Park Avenue en Nueva York marcó el rascacielos “súper alto” No. 100 del mundo… o aquellos clasificados por CTBUH como un edificio de más de 300 metros (984 pies).

La Torre Jeddah de Arabia Saudita, la cual será terminada en el 2020, se elevará un kilómetro hacia el cielo.

“Mega alto”… por el otro lado, están los edificios de más de 600 metros (1.968 pies) de altura. Tres edificios —el Burj Khalifa, la Torre de Shanghái y la Makkah Royal Clock Tower— encajan en esa categoría, pero cuatro más están en construcción y se tiene programado que estén listos para el 2021. Estos incluyen la Torre Jeddah, en Arabia Saudita, la cual se elevará un kilómetro hacia el cielo.