CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Royal Caribbean se disculpa por crucero que tuvo que navegar en una peligrosa tormenta

Por Steve Almasy

(CNN) — Lo que se suponía que sería un crucero de siete días desde Nueva Jersey a las Bahamas, y el viaje de regreso, terminó de forma anticipada el miércoles, ya que el Anthem of the Seas regresó al puerto.

Tres días después de sufrir un paseo salvaje en los mares agitados avivados por vientos de 200 kilómetros por hora, el maltratado barco de Royal Caribbean y sus 6.000 personas a bordo atracaron en Bayonne, Nueva Jersey.

El Royal Caribbean, el cual enfrentó un escrutinio después de que el barco zarpara en medio de una tormenta en el Atlántico, se disculpó con los pasajeros en un comunicado enviado poco antes de que el barco atracara, al decirles: “tenemos que hacerlo mejor”.

Durante aproximadamente 12 horas, los pasajeros del Anthem of the Seas se habían refugiado en sus habitaciones el domingo mientras que el capitán del barco de cruceros enfrentaba los mares agitados frente al cabo Hatteras, Carolina del Norte.

“Fue horrible”, le dijo a CNN la pasajera Maureen Peters de Southampton, Massachusetts, después de desembarcar. “Por un momento, pensé que no volvería a ver a mi familia de nuevo. Me aferré al colchón para no caerme de la cama”.

Ella dijo que fue su primer y último crucero. “Ese barco nunca debió haber zarpado”, dijo.

La pesadilla duró cuatro horas, cuando el barco de 335 metros de largo estaba en un ángulo de 45 grados, de acuerdo con Justin Scerbo, otro pasajero que salía del barco.

El Royal Caribbean dijo que el barco sufrió “daños superficiales” en algunas áreas comunes y camarotes pero ha sido reparado y volverá a reanudar su itinerario programado la próxima semana.

La línea de cruceros dijo que la tormenta que encontró el barco fue mucho peor de lo previsto.

“Si hubiéramos sabido que encontraríamos ese tipo de vientos, los vientos que en realidad experimentamos con el barco, no habríamos navegado para encontrarnos con eso. No. Absolutamente no habríamos salido del puerto”, Bill Baumgartner, vicepresidente senior de operaciones marinas mundiales, le dijo a CNN.

Se reportaron cuatro lesiones menores, dijo la línea de cruceros.

Advertencia anticipada

Un papá que iba en el barco dijo que a los pasajeros se les informó de la tormenta al inicio de su viaje.

“Nos dijeron que había mal clima. No sé si dijo una tormenta o no”, Asher Lipman le dijo a CNN en una entrevista telefónica desde el barco el miércoles por la mañana. “El capitán la iba a dejar atrás, iría adelante de la misma, así que no nos afectaría mucho a nosotros”.

Lipman estaba en el Anthem of the Seas con su hija de 10 años, Charlotte. Su esposa, empleada de CNN, había estado en contacto con él durante la terrible experiencia.

Su viaje se suponía que sería una celebración del cumpleaños de Charlotte, pero rápidamente se convirtió en una experiencia aterradora el domingo.

Allison Musante y Scerbo estaban tendidos boca abajo en el colchón de su cama mientras el barco se inclinaba en el Océano Atlántico.

“Simplemente no se detenía”, dijo Musante al hablar de la terrible noche.

El barco se inclinaba mucho —Scerbo estima que unos 45 grados— al grado que el agua de un grifo chocó contra la pared en vez de ir por el desagüe. Los vasos caían de la encimera.

Intentar ponerse de pie causaba un grave mareo. Musante dijo que de ocho a 10 horas fue realmente aterrador.

De vuelta en el puerto, la pareja dijo que tomarán otro crucero en el futuro… pero no en un futuro próximo.

“Luego de unas vacaciones infernales, nos complace estar en casa”, dijo Scerbo.

La pareja y Lipman ahora cuestionan la decisión de continuar según el itinerario original a pesar de la tormenta.

La compañía decidió el lunes por la tarde regresar a puerto.

“Es un poco decepcionante. Creo que mucha gente en el barco comparte este sentimiento de que se trataba de un error de cálculo por parte de Royal Caribbean o por parte del capitán”, dijo.

Solicitud para que se lleve a cabo una investigación del gobierno

Él no está solo. Menos de 24 horas después del incidente, el senador Bill Nelson de Florida pidió una investigación de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte.

“Lo que sucede con esta tormenta es que fue prevista desde hace días. Entonces, ¿por qué razón un barco de cruceros con miles de pasajeros navegaría directo a la misma?”, dijo Nelson de la sala del Senado el lunes. “Quiero que la NTSB encuentre respuestas muy rápidamente y les advierta a los navegantes: cuando la tormenta se avecina, no sales del puerto”.

Desde el jueves temprano, el centro de predicción oceánica del Servicio Meteorológico Nacional en Washington pronosticó vientos de 74 a 92 kph y mares de 7 a 9 metros el domingo por la noche en la zona donde el barco encontró la tormenta, dijo Jennifer Gray, meteoróloga de CNN.

La oficina de Nelson dice que quiere que la NTSB analice detenidamente por qué los barcos como el Anthem of the Seas se están aventurando en tales condiciones climáticas extremas.

La NTSB, por su parte, emitió un comunicado en el que decía que el incidente involucró a un barco con bandera de las Bahamas en aguas internacionales y “estamos participando activamente con nuestros socios estadounidenses e internacionales para determinar cuál sería el mejor curso de acción, de conformidad con los protocolos internacionales establecidos”.

La agencia reconoció que había recibido la solicitud de Nelson para que revisara el “incidente como parte de su investigación sobre el accidente de El Faro”, en el que un buque de carga con sede en Florida viajó hacia un huracán y se hundió cerca de las Bahamas en octubre.

“El incidente del Anthem of the Seas nos podría proporcionar una oportunidad adicional para aprender mejores prácticas que los operadores de cruceros emplean para operar con el mal tiempo”, dijo la NTSB.

La línea de cruceros cambiará la política para evitar tormentas

Como resultado del incidente, el Royal Caribbean “fortalecerá su política para evitar tormentas”.

La línea de cruceros también contratará más personal de apoyo en su oficina de Miami, dijo.

El prometió una revisión a fondo que ayudará a identificar formas de “esperar lo inesperado” en futuras decisiones relacionadas con tormentas.

Añadió que el capitán, quien tiene más de 15 años de experiencia, está “muy preocupado” por lo sucedido.

Los pasajeros recibirán un reembolso por los problemas que enfrentaron, más un bono del 50% de lo que gastaron para que lo usen en un boleto futuro de crucero, tuiteó el Royal Caribbean.