CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Francisco en Mexico

Francisco en México

El papa a obispos: “Los invito a cansarse sin miedo en la tarea de evangelizar”

Por CNN Español

(CNN Español) – Francisco fue a la Catedral Metropolitana para reunirse bajo sus monumentales cúpulas con los obispos de México.

Fue la segunda actividad del primer día de su visita apostólica al país y el papa la aprovechó para hablar con claridad y firmeza a los jerarcas de la Iglesia católica mexicana.

Después del encuentro con autoridades, miembros de la sociedad civil y del cuerpo diplomático mexicanos, Francisco subió una vez más al papamóvil. Salió de Palacio Nacional – al que había entrado por primera vez un papa – y se enfiló a la Catedral Metropolitana.

El vehículo avanzó los pocos metros que separan las sedes de la Presidencia y la de la Arquidiócesis de México.

Dentro de la Catedral lo esperaban los representantes del Episcopado Mexicano.

Ante la curia del país, el papa los conminó a que sean obispos de mirada limpia y alma transparente.

Fue un mensaje largo, de casi 50 minutos, en el que incluso el pontífice tuvo que pedir agua a sus asistentes porque se le secaba la boca.

A sus hermanos de la iglesia mexicana, les pidió trabajo y cercanía con los fieles, comunión y unidad entre ellos, gentileza hacia los indígenas y honestidad.

Fue el preludio del fuerte llamado de atención a los obispos mexicanos a quienes les invitó a no perder tiempo y energías en cosas secundarías, en las habladurías e intrigas.

“Ay de ustedes si se duermen en sus laureles”

El obispo de Roma enfatizó una y otra vez que es necesario trabajar cerca de los fieles, respondiendo a las necesidades de la gente, de forma realista.

“Les ruego no caer en la paralización de dar viejas respuestas a las nuevas demandas”, subrayó.

Ante el narcotráfico, coraje profético

Francisco les pidió que no dejen atrás “el desafío ético” que representa el narcotráfico para la sociedad mexicana y les señaló que como pastores deben tener un mayor compromiso, más allá de “condenas enérgicas” contra este flagelo que cobra la vida de miles de personas en México cada año.

“La proporción del fenómeno (del narcotráfico)… la inmensidad de su extensión y sus trastornadas conexiones no nos consienten a nosotros, pastores de la Iglesia, refugiarnos en condenas genéricas, sino que exigen un coraje profético y un serio y cualificado proyecto pastoral para contribuir, gradualmente, a entretejer aquella delicada red humana, sin la cual todos seríamos desde el inicio derrotados por tal insidiosa amenaza”, dijo el pontífice.

Por los inmigrantes

Francisco se refirió al tema de los inmigrantes mexicanos.

En su mensaje, el papa pidió a la iglesia mexicana trabajar en conjunto con sus contraparte de Estados Unidos para que juntos sean apoyo para los millones de inmigrantes que buscan un mejor futuro.

Un llamado por los indígenas

El obispo de Roma abogó también por los indígenas.

“Una mirada de singular delicadeza les pido para los pueblos indígenas, para ellos y sus fascinantes, y no pocas veces, masacradas culturas. México tiene necesidad de sus raíces amerindias para no quedarse en un enigma irresuelto”, expuso.

El papa no se cansó de invitar, de conminar, de exhortar, de convencer.

“Los invito a cansarse, a cansarse sin miedo en la tarea de evangelizar y de profundizar la fe mediante una catequesis mistagógica que sepa atesorar la religiosidad popular de su gente. Nuestro tiempo requiere atención pastoral a las personas y a los grupos, que esperan poder salir al encuentro del Cristo vivo”, reiteró.