CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Rusia

John McCain arremete contra Rusia: “Al señor Putin no le interesa ser nuestro amigo”

Por Tim Hume

(CNN) — Un día después de que el primer ministro de Rusia hiciera referencia a una renovada “Guerra Fría” entre su país y Occidente, un experimentado senador de los Estados Unidos acusó a Moscú de utilizar a Siria como “un ejercicio de combate en tiempo real” para su ejército a medida que busca forjar un ámbito de influencia en el Oriente Medio.

Durante su intervención en la Conferencia de Seguridad de Múnich, celebrada en Alemania, el senador de Estados Unidos, John McCain, criticó la intervención del presidente ruso, Vladimir Putin, en la guerra civil de Siria, la cual ha durado casi cinco años.

“El señor Putin no tiene interés en ser nuestro socio”, dijo McCain, presidente del Comité de Servicios Armados del Senado de Estados Unidos, y agregó que el presidente ruso quería “apoyar el régimen de Assad”.

Desde que inició su intervención en el conflicto sirio en septiembre, Rusia ha implementado una campaña aérea devastadora desde la base aérea de Hmeymim en la provincia de Latakia en Siria, la cual ha ayudado a blandir el impulso a favor del presidente sirio Bashar al-Assad.

McCain continuó: “Él quiere restablecer a Rusia como una gran potencia en el Oriente Medio. Quiere utilizar a Siria como un ejercicio de combate en tiempo real para el ejército moderno de Rusia; quiere convertir la provincia de Latakia en una avanzada militar desde la que pueda fortalecer e imponer una esfera de influencia rusa –una nueva Kaliningrado, o Crimea– y quiere exacerbar la crisis de los refugiados a fin de utilizarla como herramienta para dividir la alianza transatlántica y socavar el proyecto europeo“.

En 2014, Rusia anexó a Crimea, en donde cuenta con una base naval de aguas templadas en Sevastopol, desde Ucrania, y obtuvo el dominio del puerto naval de Kaliningrado, un exclave ruso en el mar Báltico, desde Alemania al final de la Segunda Guerra Mundial.

Los comentarios se produjeron en medio de críticas cada vez mayores sobre las acciones de Rusia en Siria, tras un alto al fuego acordado por las potencias mundiales el viernes, cuyos detalles aún se están elaborando.

Las potencias occidentales y los grupos de la oposición siria dicen que Rusia está bombardeando civiles y minando cualquier prospecto para la paz… acusaciones que Rusia niega.

Raid Hijab, ex primer ministro de Siria y quien está al frente del principal grupo de la oposición siria, el Alto Comité de Altas Negociaciones, dijo el domingo en Múnich que “tan solo en los últimos 10 días, la milicia rusa ha cometido 58 masacres evidentes contra civiles sirios”.

Después reiteró: “La acción que veo es que Rusia está asesinando a civiles sirios”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo el sábado en Múnich que los ataques rusos en Siria han sido en gran parte “contra grupos de oposición legítimos”.

Además, McCain continuó la crítica el domingo, cuando dijo que los recientes acuerdos sobre un cese de hostilidades requeriría “que los grupos de oposición pararan de pelear, pero… le permite a Rusia continuar bombardeando terroristas, los cuales ellos insisten que son todos, incluso los civiles”.

“Rusia ha bombardeado indiscriminadamente a civiles y grupos de oposición moderados durante meses con impunidad”, dijo.

Obama y Putin hablan

En medio de las tensiones en aumento, el Kremlin reveló que Putin y el presidente estadounidense, Barack Obama, habían hablado por teléfono el domingo acerca de Siria.

La conversación fue “franca y constructiva”, decía el comunicado del Kremlin, y añadió que esta había sido una iniciativa de Obama.

Ambas partes le dieron una evaluación positiva a la convocatoria para un cese de hostilidades y acordaron intensificar la cooperación a través de los canales diplomáticos y otros organismos a fin de que se implemente.

Putin también reiteró la necesidad de establecer un “frente común contra el terrorismo”, con estrechos contactos entre los funcionarios de defensa estadounidenses y rusos “el cual haría posible la lucha contra ISIS y otras organizaciones terroristas de manera más eficaz y mejor planificada”.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que la llamada fue hecha para discutir el reciente acuerdo y “subrayar la importancia de aplicar rápidamente el acceso humanitario a las zonas sitiadas de Siria y el inicio de un cese de las hostilidades en todo el país”.

En particular, decía: Obama ha subrayado la importancia de que Rusia “cese su campaña aérea contra las fuerzas de oposición moderadas en Siria”.

Ambas partes reconocieron que los dos líderes también hablaron sobre la situación en Ucrania.

Siria escribe al Consejo de Seguridad sobre los bombardeos turcos

La llamada telefónica se produjo un día después de que el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, hablara con el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, instando a que Ankara muestre moderación mediante el cese de ataques de artillería de las fuerzas kurdas en el norte de Siria. Francia también instó el domingo a Turquía para detener el bombardeo.

Las fuerzas turcas bombardearon unidades kurdas en la ciudad de Azaz, en el norte de la gobernación de Alepo el sábado y el domingo, y mataron a dos combatientes de las Fuerzas Democráticas de Siria respaldadas por Estados Unidos e hirieron a otras siete personas, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización de seguimiento con sede en Londres.

El gobierno sirio condenó las acciones de Turquía el domingo y envió cartas al Consejo de Seguridad de la ONU solicitándole que interviniera, según la agencia de noticias estatal siria SANA.

La Casa Blanca dijo en un comunicado el domingo que Biden le había enfatizado a Davutoglu los esfuerzos estadounidenses para frenar a las fuerzas kurdas sirias de que explotaran las circunstancias actuales a fin de tomar más territorio cerca de la frontera turca, e instó a Turquía para que muestre moderación recíproca.

John Kirby, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, dijo en un comunicado el sábado que Turquía y las fuerzas kurdas compartieron una seria amenaza de ISIS justo al este de Azaz.

“Seguimos alentando a todas las partes a enfocarse en esta amenaza común, la cual no ha disminuido, y trabajar hacia un cese de hostilidades, como se acordó en Múnich”, dijo.

Mientras tanto, el ministro de Defensa turco, Ismet Yilmaz, dijo que su país “no tiene intención de enviar soldados turcos a Siria”, según la agencia de noticias semioficial Anadolu.

Anadolu informó que Yilmaz hizo los comentarios en una declaración el domingo.