Vehículos de asalto anfibios del Cuerpo de Marines de Estados Unidos antes de una demostración pública "ampliamente publicitada" llevada a cabo en enero, en el fiordo de Trondheim en Noruega.

(CNN) - Los miembros del Cuerpo de Marines están posicionando tanques de guerra, artillería y equipo logístico dentro de las cuevas de Noruega a medida que Estados Unidos presiona para que se estacione equipo cerca de la frontera de la OTAN y Rusia.

"Cualquier equipo desplegado con anticipación reduce costos y a su vez acelera nuestra capacidad para apoyar las operaciones en crisis, por lo que podemos empezar a prepararnos para usar el equipo que está listo y responder a cualquier crisis que pudiera existir", dijo el coronel William Bentley, funcionario de operaciones de la 2a. Brigada Expedicionaria de Infantería de la Marina, en una declaración el viernes sobre el despliegue noruego en el que se refirió a las cuevas como algo clasificado.

El despliegue del nuevo equipo en las cuevas de la era de la Guerra Fría surge en medio de las tensiones reanudadas entre la OTAN y Rusia. Rusia comparte una frontera de un poco más de 195 kilómetros de largo con Noruega. La frontera fue fuertemente militarizada durante la Guerra Fría y la Flota del Norte del ejército ruso está en Múrmansk, a 161 kilómetros de la frontera.

En octubre, el jefe de defensa de Noruega, el almirante Haakon Bruun-Hanssen, les dijo a los periodistas que Rusia ha "demostrado que están dispuestos a usar la fuerza militar para lograr sus ambiciones políticas".

El ministro de Defensa de Noruega no respondió a la solicitud para hacer comentarios para este artículo.

Las cuevas de clima controlado están ubicadas a lo largo de Noruega central. El almacenamiento del equipo estadounidense allí inició en 1981 durante la Guerra Fría en un esfuerzo por reafirmar las defensas de la OTAN contra la Unión Soviética, según la declaración del Cuerpo de Marines.

Después que terminó la Guerra Fría, Estados Unidos cuestionó la razón detrás de conservar el complejo de las cuevas, según Magnus Nordenman, director de la Iniciativa de Seguridad Trasatlántica del Consejo del Atlántico.

En un intento por salvar las instalaciones de las cuevas, el gobierno noruego acordó apoyar el costo del mantenimiento de las cuevas durante la década de 1990, de acuerdo con Nordenman, quien ha discutido el tema de las cuevas con el ministro de Defensa de Noruega.

El complejo de cuevas protegido es un centro moderno y robusto, dotado de 100 empleados noruegos y estadounidenses, así como también contiene suficiente equipo para apoyar a 15.000 miembros del Cuerpo de Marines, según Nordenman. El equipo en las cuevas ha sido usado para apoyar operaciones en Iraq.

Heather Conley, directora del Programa Europeo del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, le dijo a CNN que los cambios en el paisaje geopolítico habían convertido nuevamente las cuevas en un activo estratégico.

"Ahora que tenemos un contexto de seguridad muy nuevo en relación a Rusia, tiene sentido reconsiderar qué es lo que se necesita", dijo ella.

Algunas de las 6.500 piezas del equipo que se encuentra en la cueva serán utilizadas en un próximo ejercicio de entrenamiento, Cold Response 16, el cual tendrá lugar posteriormente este mes, dijeron los miembros del Cuerpo de Marines. El ejercicio incluirá a 12 aliados y socios de la OTAN, así como también a más de 16.000 tropas.

Conley dijo que los nuevos ejercicios militares fueron críticos para asegurar que la OTAN pudiera probar su equipo y personal en ambientes de clima frío. La Flota del Norte del ejército ruso llevó a cabo ejercicios militares inesperados en marzo, los cuales involucraron a más de 38.000 tropas.

El anuncio tiene lugar días después de que el Departamento de Defensa anunciara que estaba gastando 3.400 millones de dólares para la Iniciativa de Reaseguramiento Europeo en un esfuerzo por disuadir la agresión rusa contra los aliados de la OTAN.

La iniciativa incluirá el posicionamiento de equipo en los estados bálticos, Polonia y Europa Central.

Estados Unidos también anunció el sábado que la Fuerza Aérea enviará seis F-15 a la vecina de Noruega, Finlandia, esta primavera para simulacros que se llevarán a cabo en las afuera de una base que se encuentra a casi 161 kilómetros de la frontera con Rusia.

Al referirse a la nueva dinámica OTAN-Rusia, Conley dijo: "Tenemos que considerar a Europa del Norte, el Atlántico Norte, los estados bálticos y Europa Oriental como una sala de operaciones".