Wang Jianlin, el hombre más rico de China.

(CNNMoney) - A los 61 años de edad, ha acumulado una fortuna de alrededor de 30.000 millones de dólares por la construcción de la gigantesca empresa de bienes raíces, Dalian Wanda. Ahora está incursionando en el entretenimiento y el deporte... entre sus inversiones recientes se encuentra el club de fútbol español Atlético de Madrid y el estudio cinematográfico de Hollywood, Legendary Entertainment.

Su reciente libro, una recopilación de discursos públicos titulado "The Wanda Way", pretende darle un vistazo al interior de su filosofía de gestión y valores que convirtieron su compañía en un conglomerado gigante con grandes ambiciones mundiales.

Leímos su libro aquí en CNNMoney para que no tengas que hacerlo. Estas son algunas de las perlas de asesoramiento de Wang:

1. Prepárate duro en el ejército

Wang se unió al ejército chino cuando era adolescente en 1970. Su extenuante entrenamiento involucró marchas épicas que llevaron a los soldados a través de "tramos en los que la nieve les llegaba hasta las rodillas".

"Fuimos privados de todo. En la nieve, tuvimos que cavar nuestro propio agujero para pasar la noche", recuerda. Cualquiera que titubeara "podría olvidarse de ser seleccionado para obtener un ascenso ese año, o ganar tu premio como 'luchador ejemplar'".

Esta experiencia construyó su "espíritu dientes tenaz y un deseo por luchar hasta el final", dice.

Wang sugiere que existe una relación directa entre una formación militar y el éxito, señalando que muchos de los principales empresarios chinos anteriormente sirvieron en el ejército.

2. Haz una diferencia e innova, como Starbucks

"La primera clave es entender cómo puedes distinguirte de los demás y ser innovador", dijo Wang. "Por ejemplo, todos saben cómo vender café, pero Starbucks (SBUX) rediseñó el proceso de preparación de café, innovó el modelo de negocio y se convirtió en una exitosa cadena comercial".

También destacó a McDonald's (MCD) y a KFC, propiedad de Yum! Brands (YUM), para elogiarlas de forma similar.

Wang se opone a la idea de que solo las empresas de alta tecnología pueden abrirse paso: "No importa si estás en una industria tradicional o emergente, siempre y cuando puedas innovar el modelo de negocio existente, puedes cosechar beneficios estupendos".

Incluso apostó su dinero para respaldar lo que dijo, haciendo una a apuesta "un tanto en broma... y un tanto en serio" de 100 millones de yuanes (15,3 millones de dólares) en el 2013 con el fundador de Alibaba (BABA, Tech30), Jack Ma, en relación a si el comercio electrónico representaría más de la mitad del mercado nacional al por menor en 10 años.

3. Mantente cerca del liderazgo

Wanda solamente coopera con una empresa estatal china para sus operaciones de construcción, y Wang ha buscado alinear sus prioridades de negocio con lo que el Partido Comunista gobernante ha decretado.

Por ejemplo, él está cada vez más interesado ​​en invertir en el extranjero... sobre todo después de que el Consejo de Estado publicara especificaciones en el 2014 en las que insta a las empresas privadas chinas a volverse mundiales, dice.

Y él no es evita el tratar de complacer a los líderes del gobierno superiores, incluyendo al presidente Xi Jinping, al invertir dinero en equipos de fútbol.

"A los líderes gubernamentales les interesa mucho eso, y la administración china de deportes hizo varias apelaciones, por lo que he regresado y estoy ofreciendo soporte para el fútbol chino", dice.

Aun así, tienes que recorrer un camino difícil. "Las relaciones entre el gobierno y las empresas son muy complicadas en China", dice Wang. "Es aún más difícil que terminar una carrera de doctorado en Harvard".

4. Objetivo mínimo: Ser el No. 1

"No hay nada malo en ser el No. 1 a nivel mundial", según Wang.

Pero parte de la estructura del éxito conlleva inculcar ambiciones y metas en toda la empresa, en los que todos los empleados construyen una distintiva cultura empresarial, dice.

Para ayudar con eso, él tiene un sitio web interno y una revista mensual de la compañía que él describe como "el medio central para la difusión de la cultura corporativa de Wanda".

Una colección de conmovedoras historias de éxito sobre los empleados es publicada anualmente para elevar la moral de la empresa. Cada año, Wang también recomienda un libro para que todos los empleados lo lean.

Empleados destacados obtienen vacaciones pagadas adicionales y una invitación a una ostentosa conferencia anual para que se puedan codear con ejecutivos de la compañía Wanda.

5. No leas libros sobre filosofía corporativa

"Una de las características que distingue mejor mi éxito es que nunca le he tenido plena confianza a los libros", dice Wang.

Esos incluyen a los libros de personas como él.

"No puedes simplemente copiar modelos que han sido probados por los empresarios exitosos", dijo. "Por favor, no consideres lo que hablo hoy aquí como material de enseñanza".

Lo que funcionó para Wanda podría no funcionar para otra empresa... cambian las circunstancias y las industrias, advierte.

Para cualquier empresario en ciernes que aún quiera leer el libro de Wang —a pesar de su propio consejo— ha sido publicado por la firma británica Lid Publishing.