(CNN Español) - Chris Rock regresó a la conducción de los premios Oscar (lo había hecho en 2005) y, en lugar de evadir la polémica de #OscarsSoWhite y el boicot de algunos actores negros por la falta de nominados en ese grupo étnico en los premios, el comediante —y la Academia— hizo girar la ceremonia en torno al tema racial en la industria del cine en Estados Unidos.

Rock tomó el 'toro por los cuernos' y desde el monólogo de apertura bromeó con el tema:

"¿Por qué nadie protestó antes por la falta de negros en los Oscar? Porque había más cosas más importantes que protestar", dijo Rock, en referencia a las décadas de los años 50 y 60, cuando la comunidad negra luchaba por sus derechos civiles en Estados Unidos.

MINUTO A MINUTO: Ganadores de los Oscar 2016

Pero el tema no terminó ahí. Tracy Morgan y Whoopi Goldberg —quien también criticó el boicot— participaron en un divertido montaje sobre las películas nominadas acerca de la diversidad. También hubo otro segmento cómico con Angela Bassett sobre el mes de la historia de la comunidad negra.

Durante la ceremonia también emitieron una ronda de entrevistas de Rock en la calle a transeúntes —en su mayoría negros— opinando sobre las películas nominadas y la falta de nominaciones para actores de minorías.

Rock abrió la gala sin pelos en la lengua: "Si nominaran a los conductores, ¡yo no habría conseguido este trabajo! Ustedes estarían viendo a Neil Patrick Harris en este momento”.

Y sobre el boicot, dijo: "Pensé en renunciar. Pero iba a ser muy duro. Y lo último que necesito es perder otro trabajo ante Kevin Hart".

"¿Por qué estamos protestando por los Oscar? Es la entrega 88 de los Premios de la Academia, lo que significa no ha habido nominados negros en otras 71 ocasiones. Uno se da cuenta que eso pasaba en los años 50 y 60. En esos años, Sidney (Poitier) no sacó una película… Y los negros no protestaron, porque tenías cosas imporantes para protestar. Estábamos muy ocupados siendo violados y linchados para preocuparnos quién era el mejor director de fotografía. Cuando cuelgas de un árbol, es muy difícil que a uno le importe el mejor documental corto".

"Todo el mundo enloqueció. Jada (Pinkett Smith) enloqueció. Jada dijo que no venía. ¿Pero acaso no está ella en un programa de TV? Jada boicoteando los Oscar es como si yo boicoteara la ropa interior de Rihanna. No fui invitado". Fue una de las bromas más comentadas en redes sociales.

"¿Es Hollywood racista? Hay que verlo de la forma adecuada. Es un tipo diferente de racismo. La otra noche, estuve en un evento de recaudación de fondos del presidente Obama. Muchos de ustedes estuvieron ahí. Había cuatro personas negras ahí: Quincy Jones, Russell Simmons, Questlove y yo. Los sospechosos de siempre… En un punto uno se toma la foto con el presidente. Y yo le digo: 'Señor presidente, uno ve todos estos escritores y productores y actores que no contratan negros, y son los blancos más amables del mundos. Vaya... De seguro Hollywood es racista. Es como una hermandad de mujeres. Es como: 'Nos gustas Rhonda, pero no eres una Kappa'.

"Tenemos un Rocky negro este año. Algunos la llaman Creed; yo la llamo Rocky negro. Esa es una declaración increíble, porque Rocky es en un mundo en donde atletas blancos son igual de buenos que los negros. Rocky es una película de ciencia ficción. Hay cosas que pasan en Star Wars más creíbles que las que pasan en Rocky”.

"No es justo que no haya negros, pero tampoco es justo que a Will Smith le hayan pagado millones por Wild Wild West".

 

Jada boicoteando los Oscar es como si yo boicoteara la ropa interior de Rihanna. No fui invitado

Chris Rock