CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Petróleo

¿Se terminó el desplome del petróleo? Precios suben un 30% de su valor mínimo

Por Matt Egan

(CNNMoney) — El petróleo ha dejado de desplomarse.

Los inversionistas de todo el mundo entraron en pánico cuando los precios del petróleo se desplomaron el 11 de febrero a un mínimo en 13 años de 26,05 dólares por barril. Sin embargo, ahora se encuentra en 34 dólares por barril, marcando un increíble aumento del 30% en un lapso de solo 11 días de negociación.

El ridículo aumento de los recientes mínimos refleja un cambio de opinión, incluso si no se trata de un cambio drástico en lo fundamental. El mundo aún tiene demasiado petróleo y la producción de Estados Unidos no ha disminuido lo suficiente aún para disminuir el épico exceso de suministro.

“Básicamente, las cosas siguen siendo extremadamente débiles. Está siendo impulsado más por la esperanza”, dijo Matthew Smith, jefe de investigación de materias primas de ClipperData, la cual le da seguimiento a los embarques del crudo a nivel mundial.

La esperanza ha sido impulsada por la OPEP. Arabia Saudita, Rusia y otros productores llegaron a un acuerdo tentativo el 17 de febrero en relación a congelar la producción.

“Esto fue lo que lo provocó. Nos ayudó a alcanzar un punto mínimo en el petróleo”, dijo Rob Thummel, gerente de cartera de la firma de inversión energética, Tortoise Capital.

Sin embargo, ese acuerdo de congelación requiere la participación de otros productores como Irán. Los funcionarios de Irán recientemente condenaron la congelación como una “broma” y le dijeron a CNN el lunes que el país aún planea aumentar significativamente la producción ahora que las sanciones han sido levantadas.

“Es poco probable que las recientes conversaciones para congelar la producción tenga un impacto inmediato sobre los equilibrios de mercado”, dijo Barclays en un informe. Los analistas también señalaron que los países que han acordado congelar la producción ya están produciendo casi en su capacidad máxima.

Aun así, Barclays dijo que las conversaciones de congelación representan una “prueba de fuego para crear confianza” y han aumentado las aún improbables posibilidades de que exista una acción coordinada por parte de los productores mundiales.

Esto ha hecho que la gente lo piense dos veces antes (apostando en contra del petróleo), dijo Mike Wittner, jefe mundial de investigación petrolera de Societe Generale.

Por supuesto, el petróleo sigue estando en un enorme agujero. A pesar de la reciente recuperación, los precios del petróleo se han reducido casi a la mitad comparado con hace un año, cuando se encontraban en 62 dólares por barril.

Y es difícil ser demasiado entusiasta sobre las perspectivas del petróleo, dado que el enorme exceso de suministro en los inventarios del crudo en Estados Unidos aumentó en otros 3,5 millones de barriles la semana pasada para un total de casi 508 millones de barriles, según la Administración de Información de Energía.

“Las existencias siguen siendo sumamente elevadas. Estamos nadando en petróleo en todo el mundo”, dijo Wittner.

Los inventarios sumamente altos están dando lugar a preocupaciones en relación a que ciertas instalaciones de almacenamiento pronto se quedarán sin espacio para almacenar todo ese crudo.

El exceso de suministro sigue siendo impulsado por una muy alta producción estadounidense. A pesar de la caída de los precios, Estados Unidos bombeó 9,26 millones de barriles por día en diciembre, según las últimas cifras del gobierno. Eso es solo 4,5% por debajo del pico de abril en el 2015.

“Ha sido excepcionalmente resistente, mucho más de lo esperado”, dijo Smith de ClipperData.

El mercado alcista del petróleo cree que la producción caerá bruscamente en la segunda mitad del año, cuando muchas explotadoras de petróleo se vean obligadas a suspender la producción debido a los precios más baratos. El total de las petroleras estadounidenses ha disminuido durante 10 semanas consecutivas y ahora se ha reducido un 25% este año, según Baker Hughes.

Si la producción de Estados Unidos sufre un gran impacto, eso podría significar que el mínimo alcanzado el 11 de febrero de 26,05 dólares por barril podría haber sido el más bajo.

“Siempre es difícil de predecir eso. Sin embargo, creemos que estamos muy cerca del final de este ciclo de producción”, dijo Thummel.

Sin embargo, eso no significa que los precios del petróleo se vayan a disparar de nuevo a 80 dólares por barril. Los precios del petróleo —incluso en el rango de 40 a 50 dólares— simplemente animarán a los productores estadounidenses de esquisto a comenzar a bombear de manera agresiva de nuevo, renovando el problema de exceso de suministro.

“Definitivamente, existe un techo para los precios”, dijo Smith.