Investigadores podrían haber ubicado al primer gen vinculado con las canas, una búsqueda que involucró a los tipos de cabellos y genomas de más de 6.000 personas.

(CNN) - Al igual que las primeras hebras plateadas que empiezan a aparecer de manera obstinada en lo que de otra forma sería un cabello agradablemente pigmentado, los genes responsables de las canas han estado evadiendo el alcance de la ciencia.

Las morenas, rubias o pelirrojas, todas ellas tienen fragmentos en el ADN a los que les pueden agradecer, o que pueden maldecir. Sin embargo, para aquellos que se vieron desprovistos del color de su cabello, el sospechoso genético estaba prófugo.

Ahora, los investigadores podrían haber ubicado al primer gen vinculado con las canas, una búsqueda que involucró a los tipos de cabellos y genomas de más de 6.000 personas que viven en cinco países latinoamericanos. Ellos analizaron a estas poblaciones porque representan una buena mezcla de antecedentes: europeos y su cabello a veces liso o rizado, nativos estadounidenses y afroamericanos y su cabello característicamente oscuro y liso o rizado.

Muchas personas ya saben que se enfrentan a un mayor riesgo de que les salgan canas a una edad temprana si han visto a familiares mayores en la misma situación. El estudio actual le añade más apoyo a la noción de que las canas son genéticas, dijo Kaustubh Adikari, un investigador adjunto en biología celular y de desarrollo en University College London. Adhikari es el autor principal del estudio, el cual fue publicado el martes en la revista Nature Communications.

El aspecto positivo

El nombre del ladrón del color del cabello es IRF4, un gen que probablemente funciona como un eslabón de la máquina en un proceso celular que produce pigmento de melanina en el folículo del cabello. Las canas se presentan mientras los folículos gradualmente se quedan sin el pigmento que le da color al cabello, un proceso que ocurre a ritmos distintos para diferentes personas.

Los investigadores hicieron la conexión entre una variación específica en el IRF4 y el rasgo de las canas exclusivamente entre los europeos, quienes se sabe, tienen mayores posibilidades de que les salgan canas de manera prematura que las personas de otra ascendencia, añadió.

El aspecto positivo es que el hallazgo "les da a los investigadores mayor información sobre qué es lo que pueden investigar si quieren desarrollar un medicamento para prevenir o retrasar las canas", dijo Adhikari. Si más estudios pueden confirmar el papel de este camino celular en la aparición de canas, los investigadores podrían buscar proteínas o enzimas que podrían no estar presentes en esos casos de canas, y quizá encuentren una forma de complementarlos con una píldora o crema, añadió. "Sin embargo, por supuesto que será necesario investigar más", dijo Adhikari.

¿Por qué nos afectan las canas?

"La razón es que te hace confrontar tu mortalidad... aunque no estamos en el momento en el que las canas están relacionadas con el final de la vida", dijo Vivian Diller, una psicóloga investigadora en una clínica privada en la ciudad de Nueva York.

Cuando al mismo Anderson Cooper de CNN le empezaron a salir canas cuando tenía veintitantos años, él escribió que fue "un shock total". Le tomó años aprender a "aceptar el gris".

Paradójicamente, la identificación de un gen que podría estar vinculado con las canas podría llegar como noticias bien recibidas para las muchas personas allá afuera que, al igual que Cooper, tuvieron dificultades por ver el poder positivo y serio de las canas.

"Creo que las personas sentirán menos que están fuera de control", dijo Diller. "Si sabemos que está en tus genes, te saldrán canas a una cierta edad y tú dirás 'Bien, simplemente me lo teñiré. No me las voy a arrancar, y sé que esto no significa que ya estoy grande y que voy a morir", dijo.

50 sombras de genialidad

Incluso antes de estas reafirmaciones genéticas, parecía haber una creciente tendencia de mujeres que aceptan plenamente las canas. Rihanna, Lady Gaga y Pink se han presentado con mechones blancos o grises que aparentemente habían teñido.

"Hay un hermoso color blanco como la nieve, blanco sedoso y blanco con rubio. La tendencia de hacer que el cabello blanco sea una declaración de moda está creciendo, en parte porque las mujeres se están rebelando en contra de la tradición de que debes evitar el cabello blanco y las canas a cualquier costo", dijo Diller.

Lo creas o no, Adhikari encontró evidencia de que la variación del gen IRF4 vinculado con las canas en realidad podría haber sido seleccionado hace decenas de miles de años en la evolución humana. Aunque probablemente hubo presión para que nuestros ancestros poseyeran cabello de una cierta densidad y forma (rizado o liso) en distintos climas, podría haber habido una selección sexual para los genes vinculados con las canas.

Eso no quiere decir que los zorros plateados fueron objeto de deseo en el mundo de las cuevas. Pueda ser más probable que el cabello rubio, el cual según el estudio también estaba vinculado con el mismo nivel del gen IRF4, se enriqueció en la población porque resaltaba en medio de todas esas complexiones más oscuras, dijo Adhikari.

Los genes versus un ambiente que induce a las canas

Aunque el estudio actual solo descubrió un gen vinculado con las canas, probablemente hay al menos varios genes más que juegan un papel en despojarnos del color de nuestro cabello, dijo Adhikari.

Sin embargo, no estamos del todo a merced de los genes. El estudio actual encontró que los factores ambientales controlaban más o menos el 70% de los casos de las personas a quienes les salen canas. Los genes solo eran responsables de más o menos el 30%, al menos en el cohorte latinoamericano.

"El estudio confirma que el hecho de que salgan canas es al menos una mezcla de genes y el ambiente", dijo el Dr. Paradi Mirmirani, un dermatólogo en Kaiser Permanente en California.

Existe evidencia en relación a que el estrés y el hábito de fumar puede aumentar tu riesgo de que te salgan canas. Solo considera al presidente Obama, dijo Mirmirani. La contaminación y pasar demasiado tiempo bajo el sol también puede aumentar las probabilidades de que esas hebras plateadas empiecen a aparecer.