(CNN) - La cuenta regresiva para viajar de regreso a la Tierra ha comenzado.

El astronauta de la NASA, Scott Kelly, está listo para completar su misión de casi un año en la Estación Espacial Internacional, el tiempo más largo que algún astronauta estadounidense ha permanecido en el espacio.

El prolífico usuario de Twitter publicó una última imagen de la Tierra desde el espacio antes de ir a la cama para pasar la noche, con el mensaje: "#Cuenta regresiva, bajaremos en cuanto despertemos. #Tierra. ¡Iré por ti mañana! #¡Buenas noches, desde la estación espacial! #Unañoenelespacio".

El período de 340 días podría tener efectos en la vista y huesos de una persona, pero Kelly dice que físicamente se encuentra bastante bien. "Podría irme por otros 100 días o 100 años", dijo Kelly el jueves, durante su última reunión informativa desde la órbita con periodistas antes de dirigirse a casa.

Pero la prolongada estancia también ha sido solitaria. "La parte más difícil es estar aislado de las personas en la tierra que son importantes para ti", dijo.

El veterano del espacio dice que ha sido testigo de algunas de las escenas más impresionantes de la Tierra durante su misión, como observar la aurora boreal, pasar por encima de las Bahamas y ver enormes tormentas como el huracán Patricia.

La vista desde el espacio

También ha obtenida una perspectiva sobre el clima de la Tierra, mientras que ha estado en órbita alrededor del planeta. "Me siento más como un ecologista desde que he estado aquí arriba", dijo. "Hay partes de la Tierra que están cubiertas con contaminación todo el tiempo. Observe clima que era inesperado. Tormentas más grandes que las que hemos observado en el pasado. Este un efecto humano. Este no es un fenómeno natural".

En una entrevista previa con CNN, Kelly dijo que la atmósfera de la Tierra "se ve muy, muy frágil" desde la estación espacial. Sin embargo, hay oportunidades para resolver los problemas ambientales de la Tierra, dijo Kelly el jueves. "Si podemos soñarlo, podemos hacerlo realidad", dijo.

Una vez Kelly aterrice, será transportado a Ellington Field en Houston y será sometido a una serie de pruebas físicas y científicas. Después, está ansioso por saltar a su piscina, dijo.

Kelly no traerá ningún recuerdo —esta es su cuarta misión en el espacio, después de todo— pero espera traer algunos objetos personales cuando aterrice.

Una de sus mayores esperanzas es que el legado de la misión de "Un año en el espacio" ayude a la NASA en su búsqueda por llevar astronautas más lejos de la Tierra en vuelos espaciales más largos... una necesidad para viajar a Marte en el futuro. "La estación espacial aquí es un lugar mágico, y un increíble centro científico. Espero que más personas tengan la oportunidad de hacer esto en el futuro", dijo.

'Siento como si hubiera vivido toda mi vida aquí'

El miércoles, le dijo al Dr. Sanjay Gupta de CNN que siente como que ha pasado toda su vida en la estación y que dejarla será duro.

"Probablemente nunca la veré de nuevo", le dijo Kelly a Gupta. "He volado al espacio cuatro veces, así que será difícil en ese sentido, pero sin duda espero con ganas volver a la Tierra. He estado aquí arriba durante mucho tiempo y, a veces, cuando pienso en ello, siento como que he vivido toda mi vida aquí arriba".

Hace un año, antes de su lanzamiento, Kelly, de 51 años, bromeó con que sería más alto que su hermano gemelo, el exastronauta Mark Kelly (el esposo de la excongresista Gabrielle Giffords), cuando regresara, porque ganas un poco más de altura en el espacio. Al menos brevemente.

"De hecho creces cuando está ahí arriba durante mucho tiempo", dijo Kelly el año pasado. "Por desgracia, no dura".

Pero, ¿realmente se hizo más alto que su hermano? Aunque ya no es astronauta, Mark Kelly se ofreció voluntariamente a participar en el "Estudio de gemelos" de la NASA con su hermano. La NASA quiere ver qué altura tendrán los gemelos idénticos después de un año en dos ambientes muy diferentes... Scott en el espacio y Mark en la Tierra.

Manteniéndose en contacto

Scott Kelly también dijo que pasaría mucho tiempo hablando con personas en la Tierra, enviando mensajes en las redes sociales... y lo hizo. Compartió muchas imágenes en Twitter desde su posición a casi 322 kilómetros sobre la Tierra. (Por cierto, puedes ver la estación espacial sobrevolando si sabes cuándo y dónde buscar).

Kelly también prometió mantener un diario personal de su experiencia en la estación espacial y dijo que podría compartirlo con nosotros.

"Tengo programado ser completamente honesto sobre eso", dijo antes del lanzamiento, pero... "quien sabe, quizás tendré algunos pensamientos descabellados al final que no me gustarían compartir".

Kelly también hizo experimentos. Una gran cantidad de experimentos. Él y uno de sus compañeros de tripulación, el cosmonauta ruso Mijaíl Korniyenko, llevaron a cabo estudios para ayudar a la NASA a entender mejor que le ocurre al cuerpo humano en el espacio: los ojos, el cerebro, huesos, músculos... todos ellos cambian en un ambiente sin gravedad.

La NASA necesita conocer mucho más sobre estos cambios en el cuerpo antes de que pueda enviar gente a Marte o a cualquier otro lugar de vuelos espaciales.

Regresando a casa con los rusos

Kelly inició su misión a la estación espacial el 27 de marzo de 2015, viajando en un cohete ruso que se lanzó desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

Regresará a casa casi de la misma manera el martes, viajando de vuelta a la Tierra en una nave espacial rusa Soyuz. Se tiene programado que aterrice en el desierto de Kazajistán el martes, a las 11:27 p.m., hora del este (10:27 a.m. hora de Kazajistán, el 2 de marzo).

Cuando termine su misión, Kelly habrá pasado 340 días consecutivos en la estación espacial y un total de 520 días en el espacio, tomando en cuenta el tiempo de viajes anteriores. Ambos son récords para los astronautas de Estados Unidos, pero no para Rusia. Entre 1987 y 1995, cuatro cosmonautas pasaron un año o más en el espacio.

Kornienko también volverá el martes y el cosmonauta Serguéi Vólkov también estará en el vuelo... aunque no pasó un año en la estación espacial.

Después de que Kelly aterrice, será llevado a Houston el miércoles, 2 de marzo. Pero su misión no termina allí. La NASA pasará años analizando las pruebas que llevó a cabo a bordo.

Ashley Strickland contribuyó con este reporte.