A agente de la unidad de bombas trabaja en la escena después de un intento de ataque con carro bomba a un funcionario de prisión en Belfast. (Crédito: Charles McQuillan/Getty Images)

(CNN) -  Un alto oficial de policía de Irlanda del Norte afirmo que el país está bajo una grave amenaza de más ataques después de que un coche bomba dirigido contra un servidor público explotó este viernes en el este de Belfast.

El hombre objetivo, un funcionario de prisiones, sufrió heridas pero no amenazan su vida, según el Servicio de Policía de Irlanda del Norte.
 
El subdirector de la institución Stephen Martin dijo en una conferencia de prensa que el nivel de amenaza actualmente "extremadamente alto" a apenas días del aniversario número 100 del levantamiento del dominio británico de Irlanda, conocido como el Easter Rising. Cuatro eventos se llevan a cabo con motivo del aniversario, el primera tiene está programado para el 26 de marzo.
 
La policía está "profundamente preocupada" de que los disidentes republicanos irlandeses ataquen a las fuerzas de seguridad (agentes de policía, funcionarios de prisiones y soldados) en el período previo al aniversario, dijo Martin. Patrullas de toda Irlanda del Norte se intensificaron.
 
Los políticos de toda Irlanda han salido a repudiar el ataque del viernes.

El ministro de Asuntos Exteriores Charlie Flanagan lo calificó como un "incidente insensible y cobarde".

"Debe ser condenado por completo. No sólo se dirige a un servidor público individual, sino que es un ataque a toda la comunidad que quiere lograr una sociedad pacífica y reconciliada en Irlanda del Norte".
 
El funcionario de prisiones a quien estaba dirigido el ataque tiene 52 años y está casado y con hijas. Se ha desempeñado en el servicio penitenciario durante 28 años, afirmó la policía.

Las autoridades creen que el ataque fue perpetrado por un grupo terrorista disidente.