CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

Cinco conclusiones de las primarias del martes

Por Eric Bradner

(CNN) — Bernie Sanders preparó la región del Medio Oeste como un campo de batalla el martes por la noche, cuando derrotó a Hillary Clinton en las decisivas primarias de Michigan.

Donald Trump, mientras tanto, aplastó a sus contrincantes republicanos, al llevarse victorias en Hawaii, Michigan y Mississippi. Ted Cruz ganó en Idaho. Y Marco Rubio tuvo una noche que solo va a querer olvidar.

Estas son cinco conclusiones de las contiendas del martes:

Sanders con la sorpresa del año

Nadie lo vio venir. Pero la tensa situación en Michigan le dio a Sanders su mayor victoria hasta ahora en la contienda, y puso a Clinton inesperadamente a la defensiva en una parte de la campaña que una vez estuvo segura de dominar, ahora que los rivales demócratas se preparan para enfrentarse el miércoles en la noche en un debate organizado por Univisión y transmitido en simultáneo por CNN.

No es solo el impulso psicológico (probablemente acompañado por el impulso en recaudación de fondos) de haberse llevado una victoria inesperada. Es lo que Michigan presagia para Ohio, Missouri e Illinois, que votan el próximo martes.

publicidad

Para un presunto candidato de una sola nota, Sanders está tocando la melodía correcta, especialmente con su enfoque en la injusticia económica. Él les está dando un hogar a los votantes molestos por la pérdida de empleos debido a los acuerdos comerciales o a las ejecuciones hipotecarias de las viviendas debido a la avaricia de Wall Street.

El ataque fallido de Clinton contra Sanders por el rescate de la industria automotriz durante el debate de CNN el domingo por la noche en Flint, Michigan, no pasó la prueba del olor en un estado impulsado por los autos que conoce su historia. Sanders votó por el rescate a la industria automotriz como una medida individual. A lo que se opuso fue a un rescate de Wall Street mucho más grande más adelante… una parte de lo cual incluía dinero utilizado para rescatar a la industria automotriz.

La cómoda victoria de Clinton en Mississippi significa que ella ganará más delegados que Sanders. Y esto demuestra que su enorme ventaja entre los afroamericanos sigue siendo un muro con el que puede contar.

Sin embargo, esa fortaleza ha oscurecido su debilidad entre los votantes blancos, algo que ahora parece ser problemático: después de Florida y Carolina del Norte la próxima semana, el sur termina de votar.

Para ver el problema, considera el calendario de Clinton. Ella concentró casi todos sus cinco días de Michigan haciendo campaña en el condado de Wayne, el hogar en Detroit con una alta densidad de población y con una fuerte población afroamericana. Sanders, mientras tanto, participó en todo el estado y superó las expectativas en otras comunidades donde hay muchas minorías.

Trump se deleita

Donald Trump se está comiendo el almuerzo de todos los demás.

Él superó a Cruz en Mississippi entre los dos grupos con los que el senador por Texas había contado: los evangélicos, quienes eligieron a Trump por un margen estrecho, y los votantes que están molestos con el gobierno, quienes le dieron a Trump una ventaja de dos a uno sobre Cruz. En Michigan, Trump ahogó el modesto atractivo ejecutivo de Kasich en cuanto a la creación de empleos en la región central, al arremeter contra los acuerdos comerciales y al llevarse grandes victorias entre los demócratas de Reagan a quienes dice, puede llevar al campo republicano.

Trump hizo alardes en su discurso de la victoria el martes por la noche en cuanto al hecho de que los anuncios por televisión y los ataques de sus rivales no han hecho nada por detener su ascenso.

«Nunca se ha gastado más dinero para atacar a alguien de lo que han gastado en atacarme a mí», dijo Trump. «Cada uno de los que me han atacado se ha ido, y eso me enorgullece mucho, porque eso es lo que deberíamos tener para nuestro país».

Al hacer caso omiso de los anuncios de ataque que tienen el objetivo de debilitar sus credenciales en los negocios, Trump se burló de sus críticos al llevar a cabo su evento en la noche de las elecciones en el Trump National Golf Club en Jupiter, Florida… y ofreció productos como vinos marca Trump, agua y filetes.

Trump parece ser capaz de absorber todos los golpes y fortalecerse más. El analista Van Jones de CNN comparó a Trump con un villano de los X-Men interpretado en la película por Kevin Bacon.

«Hay un villano en Marvel Comics llamado Sebastian Shaw, y mientras más fuerte lo golpeas, más fuerte se hace», dijo Jones en CNN el martes por la noche. Los oponentes de Trump lo trataron de esa forma. «No podías golpearlo, no pelees con él, no elimines a otras personas», dijo Jones. «Vamos a ver cuántas balas puede recibir».

Una señal posiblemente preocupante para Trump es que él no gana entre los votantes que se decidieron en los últimos días. Cruz lo superó con esos votantes en Mississippi. Sin embargo, algo que favorece a Trump es que esos votantes aún no se han decidido por un campo específico. Hace una semana, por ejemplo, votaron por Rubio. En Michigan, fue Kasich el que ganó ventaja tarde.

El problema que Clinton tiene en relación con el comercio

El esposo de Hillary Clinton firmó el TLC. Ella votó por los acuerdos comerciales en el Senado. Y fue una de los últimos demócratas en fijar su posición sobre el Acuerdo Transpacífico.

Clinton tiene explicaciones matizadas para todo eso.

Aun así, Sanders, quien se ha expresado en contra de todos estos acuerdos desde el inicio y hace del comercio un elemento básico de su discurso de campaña, así como ataca a Clinton en los escenarios de debates y asambleas ciudadanas está haciendo que ella pague por eso.

En Michigan, donde el 15% de todos los trabajadores son miembros de sindicatos, el 58% de los votantes demócratas dijo que creen que el comercio se lleva empleos de Estados Unidos, según encuestas de salida. De esos votos, el 60% fue para Sanders y el 39% para Clinton.

Márgenes similares podrían afectar a Clinton en Ohio, Illinois y Missouri la próxima semana.

El comercio es el mejor ejemplo de un levantamiento popular que abarca la división bipartidista.

El enfoque casi obsesivo de Trump por atacar a todos los acuerdos comerciales de EE.UU. y a todos los que los negociaron garantiza que si él y Clinton son los nominados, este no sería solo un problema para Clinton en las primarias.

Si ella avanza para enfrentarse a Trump, esto representaría una inversión de las políticas estadounidenses modernas: un republicano en contra del comercio versus una demócrata que se siente mucho más cómoda con el comercio.

Es suficiente como para llevar a la adulación a los demócratas de Reagan y hacer que tiemblen las figuras de la Cámara de Comercio.

«Le quitaremos muchas personas a los demócratas», dijo Trump el martes por la noche.

La magia de Marco Rubio ha desaparecido

Marco Rubio se vino abajo en Michigan y Mississippi, al terminar en cuatro lugar en ambos estados. Lo que es peor es que no logró alcanzar el 15% que necesitaba en cada estado para ganar delegados.

«Sin duda lo veo como un colapso», dijo el principal comentarista político de CNN, David Axelrod.

Este se suponía que debía ser el momento en el que Rubio actuara. Él pasó los últimos dos debates republicanos sacando todo lo que tenía para atacar a Trump, mientras donantes importantes ponían anuncios en contra de Trump en la pantalla chica.

Luego, según la teoría, Rubio iría a casa a Florida y ganaría la contienda de la próxima semana, en la que el ganador se lo lleva todo, y obtendría 99 delegados.

En cambio, Rubio solo enfrentará preguntas toda la semana acerca de su estrategia y de qué fue lo que salió mal.

Él reconoció que se encuentra en una lucha por su vida política el martes por la noche en Ponte Vedra, Florida, y dio indicios de que se acomodará en casa.

«Creo con todo mi corazón que el ganador de las primarias en Florida el próximo martes será el nominado del Partido Republicano», dijo Rubio.

Hay esperanza para Cruz y Kasich

Ellos no derrotaron a Trump. Sin embargo, ambos le dieron una paliza a Rubio… y recibieron noticias que los podrían ayudar en el futuro.

Cruz ganó en Idaho, un estado confiablemente conservador que solo tiene 32 delegados, pero le permite seguir con su argumento de que él es el mejor candidato para el movimiento #NeverTrump (Nunca Trump).

Entre los votantes que decidieron a quién apoyar en los últimos días, John Kasich ganó con más votantes en Michigan y Cruz, en Mississippi. Esa es una señal de que ambos tienen espacio para crecer, particularmente si Rubio pierde en Florida y sale de la contienda antes de que esta pase a estados más moderados del este donde Rubio probablemente habría tenido más apoyo.

Kasich afirmó que había tomado impulso, al decirle a sus partidarios en un correo electrónico sobre la recaudación de fondos que envió tarde en la noche que «ascendí para llevarme una fuerte victoria inesperada».

Y no es que tuviera otro lugar a dónde ir que no fuera hacia arriba. Hasta la fecha, la campaña de Kasich ha girado en torno a tres estados: New Hampshire, luego Michigan, y luego Ohio.

Esto hizo que recibiera abucheos por parte de sus oponentes que dirigen contiendas nacionales. Sin embargo, esa estrategia —además de su afable comportamiento en el escenario de los debates— le han permitido evitar otros objetivos republicanos también. Si puede ganar las primarias de Ohio de 66 delegados en los que el ganador se lo lleva todo, él podría ponerse de camino para acumular suficientes delegados como para ser un participante importante en la Convención Nacional Republicana en su estado natal de Cleveland.