CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Paciente de trasplante de útero sufrió complicaciones y le tuvieron que retirar el órgano

Por CNN

(CNN) — Lindsey, la mujer de 26 años y madre de tres niños adoptados que fue la primera paciente en recibir un trasplante de útero en Estados Unidos tuvo complicaciones y le tuvieron que retirar el órgano, según afirmaron doctores de la Clínica Cleveland este miércoles.

“Estamos muy tristes de anunciar que nuestra paciente, Lindsey, sufrió complicaciones recientes que llevaron a que se le tuviera que retirar el útero que se le había trasplantado”, dice el comunicado.

El anuncio de la clínica incluía unas palabras de Lindsey: “Quiero tomarme un momento para expresar mi gratitud hacia mis doctores. Actuaron rápidamente para asegurar mi salud y mi seguridad. Desafortunadamente perdí el útero por complicaciones. Sin embargo estoy bien y aprecio todas sus oraciones y buenos pensamientos”.

No se dieron detalles adicionales.

El hospital dijo que continuaría con su ensayo médico en el que tiene otros 9 candidatos aptos para trasplante.

Lindsey, quien solo ha dado a conocer su primer nombre, recibió un útero de una donante fallecida no identificada el 24 de febrero en la Clínica Cleveland.

“Tenía 16 años de edad cuando me dijeron que nunca tendría hijos, y a partir de ese momento le pedí a Dios que me permitiera la oportunidad de experimentar el embarazo. Y aquí estamos hoy en el inicio de ese viaje”, dijo Lindsey mientras se encontraba en una silla de ruedas con su esposo, Blake, parado detrás de ella.

Somos padres de “tres niños maravillosos” a quienes adoptamos a través del sistema de cuidado temporal, dijo. Ella expresó su agradecimiento a la familia de la donante y al equipo médico que llevó a cabo la operación, la cual tomó más de nueve horas y que ahora está cuidando de ella.

“Tenemos previsto que ella esté aquí durante uno o dos meses … y luego debería ser capaz de tener una vida normal”, dijo el Dr. Andreas Tzakis, director del programa de trasplante de la Clinica Cleveland y el investigador principal del ensayo clínico de los trasplantes de úteros.