CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Destellos rojos revelan un agujero negro escupiendo partes de una estrella

Por Jareen Imam

(CNN) — Raros y poderosos destellos de un agujero negro que consume una estrella han sido observados por astrónomos.

Estos destellos son algunos de los estallidos más brillantes de un agujero negro que han sido vistos en años recientes, según un nuevo estudio publicado en la revista Monthly Notices de la Real Sociedad Astronómica.

En junio de 2015, el V404 Cygni, un sistema binario que está comprendido de un agujero negro y una estrella que orbita que es ligeramente mas pequeña que el sol, pasaron por una dramática fase en la que se hicieron más brillantes durante dos semanas.

Durante la fase en que se hicieron más brillantes, fuertes destellos rojos de luz que duraban solamente fracciones de segundo fueron observados mientras el agujero negro devoraba el material de su estrella compañera.

El satélite Swift de la NASA también detectó una corriente de rayos X de alta energía que provenía de la constelación Cygnus, la cual está a unos 8.000 años luz de la Tierra.

Una cámara de imagen rápida que estaba montada en un telescopio en las Islas Canarias documentó los destellos. Estos destellos cegadores eran de una potencia aproximada de mil soles y algunos destellos duraron un corto período, alrededor de 10 veces más rápidos que un parpadeo.

Un equipo de científicos internacionales de Europa, Estados Unidos, India y los Emiratos Árabes Unidos dirigido por la Universidad de Southampton en Inglaterra, informó que los destellos rojos proceden del material de la estrella que no fue consumido por el agujero negro y que, esencialmente, fue arrojado al espacio.

Una película de los rápidos destellos rojos de V404 Cygni observados por el sensor de imágenes rápido ULTRACAM, en el telescopio William Herschel, en las primeras horas de la mañana del 26 de junio de 2015.

Los astrónomos han descrito estos destellos rojos como chorros de materia en movimiento rápido. Es un fenómeno interesante porque los agujeros negros son tan densos que ni siquiera la luz puede escapar de su gravedad.

“La velocidad sumamente alta nos dice que la región desde donde la luz está siendo emitida debe ser muy compacta”, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Poshak Gandhi, en un comunicado de prensa.

Un agujero negro, el cual regularmente se forma a partir de los restos de una estrella moribunda que ha pasado por una explosión supernova, se puede imaginar como una gran cantidad de materia comprimida en una zona muy pequeña.

“Se descubrió que estos destellos rojos eran más intensos en el pico del frenesí de alimentación del agujero negro”, dijo Gandhi.

Los astrónomos teorizan que cuando el agujero negro fue alimentado rápidamente a la fuerza por su estrella compañera, este reaccionó violentamente y escupió partes del material de la estrella como un chorro de movimiento rápido.

“La duración de estos episodios de destello podría estar relacionada con el encendido y apagado del chorro, visto por primera vez en detalle”, dijo Gandhi.

Estas explosiones de agujeros negros son tan raras e impredecibles que los científicos generalmente son tomados por sorpresa por el evento. Por ejemplo, la última erupción de V404 Cygni fue en 1989.

La mayoría de los estallidos son relativamente tenues, pero los destellos de V404 Cygni han sido algunos de los más poderosos que se han observado en los últimos años.

“El evento de 2015 ha motivado en gran medida a los astrónomos a coordinar los esfuerzos mundiales para observar futuras explosiones”, dijo Gandhi.