Los comentarios se produjeron poco después de que Guillermo dio a conocer los planes para combatir el tráfico de la vida silvestre.

(CNN) - El príncipe Guillermo se enfrenta a críticas por comentarios que justifican la venta de licencias de caza de animales de caza mayor que se encuentran más allá de su vida reproductiva.

El heredero al trono británico le dijo a ITV News, afiliada de CNN, que si bien no era la "opción de todos", había un lugar para la caza comercial regulada de "animales viejos y enfermos" si los ingresos recaudados por las licencias regresaban y eran usados para la protección de especies en peligro de extinción.

"Así que cuando un animal es estéril, este está al final de su vida, y si alguien por ahí quiere pagar ese dinero –y no sería yo– pero si alguien lo quisiera hacer, entonces, siempre y cuando ese dinero regrese para ser usado para proteger a las especies, entonces es un medio justificado para la conservación de las especies que se encuentran bajo una amenaza grave", dijo.

Las observaciones del duque de Cambridge, un prominente partidario conservacionista, fueron condenadas por Lion Aid, un grupo de conservación con sede en el Reino Unido.

El grupo dijo que era "muy triste" escuchar la posición del joven de 33 años de edad de la realeza.

"Con (menos) de aproximadamente 15.000 leones salvajes que quedan en África, no hay lugar para la caza comercial de leones. Con un estimado de 1.500 leones machos salvajes en existencia y con la actual 'extracción' para la caza de trofeo de 300 por año, la caza de trofeo constante no puede ser considerada como sostenible", dijo Pieter Kat, el director del grupo, en un comunicado.

 

"Un león de seis años no está en una época 'posterior a la reproducción', de hecho justo está llegando a su madurez; sin embargo, es a esta edad que muchos países africanos ofrecen a estos excelentes machos como un trofeo".

Los comentarios se produjeron poco después de que Guillermo dio a conocer los planes para combatir el tráfico de la vida silvestre. El plan le asigna a los líderes del transporte la tarea de tomar medidas enérgicas contra las rutas de tráfico.

 

"Si las tendencias actuales continúan, los últimos elefantes y rinocerontes africanos salvajes morirán antes de que mi hija Charlotte cumpla 25 años", dijo en un discurso con motivo de la iniciativa.

"La pregunta es: ¿podemos preocuparnos por aportar nuestro grano de arena? Al firmar esta declaración, ustedes, los líderes de algunas de las empresas y agencias de transporte más importantes sobre la tierra están respondiendo con un rotundo 'sí'".

En 2014, el príncipe fue criticado por participar en la caza de un ciervo y un jabalí en España, poco antes de hablar acerca de lo nocivo de la caza ilegal.

El Palacio de Kensington no hizo ningún comentario sobre las críticas del miércoles.