Mohamad Jamal Khweis está bajo investigación por las autoridades estadounidenses, quienes afirman que él conspiró para unirse a la organización terrorista.

(CNN) - Mohamad Jamal Khweis culpa a una joven que conoció en Turquía.

El hijo de inmigrantes palestinos en Virginia, Khweis, quien nació en Estados Unidos, le dijo a Kurdistan24 que siguió a la mujer a Mosul, la ciudad iraquí controlada por ISIS.

"Pasamos mucho tiempo juntos, y ella dijo que era de Iraq, de Mosul", dijo con calma. "Pasamos algún tiempo en Turquía y llegamos a conocernos. Ella conoce a alguien que podría llevarnos de Turquía a Siria, luego de Siria a Mosul. Decidí ir con ella".

Ahora bajo investigación por las autoridades estadounidenses, quienes afirman que él conspiró para unirse a la organización terrorista, Khweis dijo que "tomó una mala decisión" y estaba tratando de regresar a Estados Unidos cuando fue capturado por las fuerzas kurdas esta semana.

"No estaba pensando de forma coherente", le dijo a Kurdistan24. "Yo quería regresar a Estados Unidos".

En Estados Unidos, el FBI está investigando el viaje que hizo Khweis a Iraq para unirse a ISIS, de acuerdo con agentes del orden público.

Las autoridades buscan que regrese a Estados Unidos para que enfrente cargos criminales, dijeron los funcionarios. Los investigadores están tratando de verificar su versión del viaje.

A los investigadores les preocupa no haberse enterado de que Khweis había viajado para unirse a los yihadistas sino hasta su captura, dijeron agentes del orden público. Su familia no le había informado a la policía sobre algún tipo de preocupación —en caso que la tuvieran— después de que salió de Estados Unidos en diciembre, según los funcionarios.

En su entrevista con Kurdistan24, Khweis no habló mucho sobre su vida en Estados Unidos. Dijo que estudió justicia penal en Virginia. De vez en cuando asistía a las mezquitas. En diciembre, se fue a Londres, después a Ámsterdam. Luego se detuvo en Turquía, donde conoció a una mujer joven.

Ella lo invitó a Siria. Algún tiempo después llegaron a Raqqa, ahora la capital del califato autoproclamado de ISIS. En algún momento, dijo, la pareja se separó y terminó con un equipo de combatientes de ISIS.

A lo largo del camino, Khweis dijo que pasó un tiempo en una casa donde ISIS mantiene a yihadistas extranjeros. A los extranjeros les ordenan que entreguen su identificación y pasaportes y hagan un Bay'ah o juramento de lealtad a ISIS, dijo.

Luego, en otra casa, Khweis dijo que conoció a más extranjeros... de Asia, Rusia, Uzbekistán y otros países. A cada uno de ellos le dieron un apodo. A Khweis le dieron de nombre Abu Omar. Después de ser transferidos a otra casa, se le unieron por lo menos otros 70 extranjeros.

El grupo extremista islámico se ha apoderado de grandes franjas de Iraq y Siria, y ha perpetrado ataques en otras partes. Ha hecho eso no solo con reclutas de Oriente Medio, sino también de otros lugares, incluyendo países occidentales, como Estados Unidos.

El verano pasado, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional informó que más de 25.000 combatientes extranjeros han viajado a Siria, afiliándose con varios grupos para combatir o apoyar el conflicto allí. Provenían de más de 100 países.

Más de 250 combatientes de ISIS en Siria son estadounidenses, según el director de Inteligencia Nacional. Khweis dijo que conoció a un estadounidense durante su viaje.

Khweis le dijo a la televisión kurda que fue transferido finalmente a Mosul, un viaje de 10 horas en una camioneta cargada.

Describió la vida durante su estancia de un mes en Mosul como "muy, pero muy mala".

"Hubo un imán, que nos enseñó... la Sharia, y la religión", dijo Khweis. "Yo no completé toda la Sharia. No estaba de acuerdo con su ideología. Fue entonces cuando quería escapar".

La vida cotidiana se centraba en la oración y horas de educación religiosa.

"Fue muy difícil vivir en Mosul", le dijo Khweis a Kurdistan24. "No es como los países occidentales. Ya sabes, es muy estricta. No se puede fumar".

Khweis encontró a alguien que lo llevara cerca de la frontera con Turquía.

Las fuerzas Peshmerga del Kurdistán lo detuvieron el lunes cerca de Sinyar "por intentar entrar en la región del Kurdistán desde la fortaleza del Estado Islámico en Mosul", según una declaración del Consejo de Seguridad Regional de Kurdistán.

"Yo quería ir a la parte kurda porque sé que son buenos con los estadounidenses", dijo Khweis.

Funcionarios estadounidenses dijeron esta semana que un hombre salió del territorio controlado por ISIS y se acercó a las tropas en la misma zona.

Los soldados kurdos, evidentemente, temiendo que pudiera ser un terrorista suicida, dispararon contra el hombre antes de que él dijera que quería entregarse, de acuerdo con el funcionario estadounidense.

Khweis dijo que se siente satisfecho por la decisión de haberse entregado.

"Mi mensaje para el pueblo estadounidense es que la vida en Mosul, es muy, pero muy mala", dijo. "Las personas que controlan... Mosul no representan a la religión... no los veo como buenos musulmanes".

Evan Perez y Hamdi Alkhshali contribuyeron con este reporte.