El candidato presidencial republicano Donald Trump responde a una pregunta hecha por Jorge Ramos, presentador de Univisión y Fusión, durante una conferencia de prensa antes del evento de su campaña en el Grand River Center el 25 de agosto del 2015 en Dubuque, Iowa.

NUEVA YORK (CNNMoney) - Hace más de un mes, Donald Trump dijo que estaba listo para ser entrevistado por el influyente presentador de Univisión, Jorge Ramos.

"Me entrevistaré con Jorge", dijo Trump el 12 de febrero, un día después de resolver una demanda no relacionada contra Univisión.

Sin embargo, la entrevista aún no se ha materializado.

"Todavía estoy esperando", dijo Ramos en "Reliable Sources" de CNN, quien parecía un poco frustrado porque Trump aún no ha dicho sí.

Univisión es la emisora ​​en español que predomina en Estados Unidos, por lo que un desaire a la misma podría ser percibido como un desaire hacia los hispanos de habla española.

La campaña de Trump dice que simplemente es cuestión de programación. La oficina de prensa de la campaña está inundada de solicitudes para entrevistas en televisión y otras.

"El Sr. Trump espera poder entrevistarse con el Sr. Ramos en el futuro", dijo el domingo la secretaria de prensa de la campaña, Hope Hicks.

Ramos está esperando la entrevista, pero tiene sus dudas.

"Cuando quiera hablar, estaremos listos para hablar. Quizá cree que puede obtener la nominación sin hablar con nosotros", dijo Ramos. "Tal vez no quiere correr el riesgo".

Ramos ha afirmado en repetidas ocasiones que la creciente población hispana del país ha generado una "nueva norma" para los políticos. "Nadie puede llegar a la Casa Blanca sin el voto hispano", dijo. "Esa es la nueva regla. Incluso en el caso de Donald Trump".

Los comentarios de Ramos hacen eco a lo que algunos prominentes republicanos han dicho: que tener a Trump en la cima de la lista del partido pondría en riesgo al Partido Republicano en una elección general.

La denominada "autopsia" del Comité Nacional Republicano luego de perder las elecciones presidenciales en el 2012 le dieron énfasis a llegar a las comunidades hispanas.

Trump ha dicho en el pasado que "los hispanos lo aman". Apenas este fin de semana, invitó a una mujer al escenario en Arizona quien estaba sosteniendo un cartel que decía: "Los latinos apoyan a D. Trump".

Ramos rebatió eso, al citar estudios que muestran niveles relativamente bajos de apoyo a Trump entre los grupos minoritarios.

"La mayoría de las cosas que él ha estado diciendo sobre los latinos y sobre el apoyo del voto latino, son erróneas", dijo Ramos.

Ramos ha entrevistado a una serie de otros destacados políticos, entre ellos al presidente Obama. Recientemente co-moderó un debate presidencial del Partido Demócrata llevado a cabo por Univisión y Fusión, el cual fue transmitido simultáneamente por CNN.

Como todos bien saben, Trump y Ramos se enfrentaron en agosto, cuando Ramos intentó cuestionar al candidato sin que se le diera la palabra en una conferencia de prensa. Ramos dijo que recurrió a la táctica de conferencia de prensa porque Trump había rechazado sus numerosas solicitudes de entrevistas.

"Regresa a Univisión", le dijo Trump. Ramos fue escoltado fuera de la sala, luego, después de 10 minutos, lo dejaron entrar de nuevo para un intercambio argumentativo con el candidato.

Durante un tiempo, la campaña de Trump afirmó que Univisión tenía un conflicto de intereses porque la empresa de Trump estaba demandando a Univisión en relación a un contrato de difusión del concurso Miss Estados Unidos.

Después de la resolución de la demanda, Trump invocó el nombre de Ramos en un mitin de campaña y dijo: "Ofreceré una entrevista".