Ashley Brinkman y su esposo durante un viaje a Alaska.

NUEVA YORK (CNNMoney) - Uno de los correos electrónicos favoritos que alguna vez haya recibido Ashley Brinkman llegó en enero: este decía que recibiría un aumento de 11.000 dólares.

Para Brinkman, era un milagro. Uno oportuno, en ese momento. La joven de 28 años de edad recientemente compró una casa con su esposo en Anchorage, Alaska. La compra fue un "verdadero riesgo" en términos financieros.

El aumento sustancial en su salario de este año —alrededor del 15%— cambió el presupuesto de la pareja. Incluso están considerando unas vacaciones de verano.

"Estamos viviendo el sueño de la clase media", le dijo Brinkman a CNNMoney.

Brinkman ha sido una empleada leal a su entidad financiera. Fue contratada como cajera de banco en los oscuros días del 2008. Ella dice que "empezó desde abajo" y se abrió paso hasta convertirse en gerente de marketing y comunicaciones. En julio, la compañía otorgó aumentos de sueldo por mérito. Luego, en el invierno, el departamento de recursos humanos de su compañía llevó a cabo un "estudio de sueldos" para comprobar si sus salarios eran competitivos.

Fue entonces cuando Recursos Humanos se dio cuenta que a Brinkman no le estaban pagando bien. Preocupados de que un rival pudiera reclutarla, la compañía aumentó su salario.

El aumento de sueldo es una buena señal para Brinkman... y todos los trabajadores estadounidenses. Los incrementos salariales tienden a ser una reacción en cadena. Una de las empresas sigue a la otra.

¿Quiénes están recibiendo aumentos?

Finalmente hay señales de que los salarios están aumentando en Estados Unidos. ADP es uno de los mayores procesadores de cheques de pago en Estados Unidos. Analizó millones de suelos de las personas. Aquí encontrarás un resumen en relación a quiénes están recibiendo los mayores aumentos en la actualidad (Brinkman cumple con todas las casillas):

-Trabajadores menores de 35

-Trabajadores que viven en el Oeste (como Colorado y California)

-Trabajadores del sector financiero, bienes raíces, servicios de negocios e información

Los empleados a tiempo completo menores de 35 años en promedio recibieron casi un 7% de aumento de salario en el 2015. Los trabajadores menores de 25 años obtuvieron un aumento de casi el 9%.

"El crecimiento salarial parece ser más robusto de lo que por lo general se reporta", dice Ahu Yildrimaz, directora del Instituto de Investigación de ADP. Ella cree que existen las condiciones para que más trabajadores obtengan aumentos pronto.

Más personas parecen estar recibiendo aumentos

Los lectores de CNNMoney desde Poughkeepsie, Nueva York, hasta Key Largo, Florida y Anchorage, Alaskam están informando que están recibiendo aumentos de 3%, 5% o incluso 25%.

El ingeniero de inspección de puentes Donald Cressman es uno de los afortunados.

"He estado en el mercado de trabajo durante solo tres años y medio. Cada año, he obtenido un aumento bastante decente", dice Cressman, un joven de 26 años que vive en Denver, Colorado.

La vida es buena para los trabajadores altamente calificados como Cressman en los mercados de trabajo en auge. El año pasado recibió dos aumentos para mantener su salario competitivo.

"Hay una gran cantidad de jóvenes ingenieros que se gradúan de la universidad ahora. Este es el trabajo perfecto. Te pagan bien", dice Cressman.

A los estadounidenses aún les preocupa la economía

La mejor manera de aumentar tu salario de manera espectacular es cambiar de trabajo. Las personas que se cambian a otra compañía ven los mayores aumentos, según los datos de ADP y del gobierno. Tiene sentido: los trabajadores suelen decirle a su nueva compañía que no aceptarán el empleo si no les pagan mucho más.

Estos aumentos de salario no se reflejan en los datos más amplios que analizan toda la fuerza laboral de Estados Unidos. Las estadísticas oficiales del gobierno del Departamento de Trabajo muestran un aumento de salarios débil.

Antes de la gran recesión, los salarios aumentaban entre 3,5% a 4% anual. Últimamente, los trabajadores de Estados Unidos han tenido suerte si obtienen un aumento del 2%. Eso no ayuda mucho cuando los gastos de salud y educación, entre otros, se están disparando.

"Estoy un poco sorprendida de que no veamos un mayor repunte en el aumento de los salarios", dijo la semana pasada Janet Yellen, la máxima legisladora económica de Estados Unidos.

Es una de las principales razones por las que los votantes estadounidenses están tan enojados. Ellos describen la economía como su principal preocupación.

La familia típica gana casi lo mismo que lo que ganaba en 1995

Los estadounidenses han estado esperando durante mucho tiempo los aumentos. En la actualidad, la familia típica estadounidense gana alrededor de la misma cantidad que hace 20 años, una vez que haces los ajustes de inflación (en otras palabras, toma en cuenta que muchas cosas cuestan más ahora y que un dólar ya no alcanza para mucho como antes).

Es uno de los grandes defectos de la "economía de Obama". Millones de personas han vuelto a trabajar y el desempleo ha caído a solo un 4,9%. Los manuales de economía dicen que una vez que esto sucede, los salarios deberían subir.

Sin embargo, por cada Brinkman y Cressman que está recibiendo aumentos salariales, hay muchos cuyas vidas se vieron afectadas por la gran recesión y ahora están atrapados en trabajos sin futuro. No necesitan solo un aumento de sueldo, ellos consideran que tienen años de retraso.

Los economistas —y los candidatos presidenciales— están siguiendo de cerca los salarios. Existen indicios alentadores de un aumento, pero muchos aún están esperando sus propios mensajes de correo electrónico con "buenas noticias".

Patrick Gillespie de CNNMoney contribuyó con este reporte.