Jan Jambon, ministro del Interior de Bélgica. (Crédito: EMMANUEL DUNAND/AFP/Getty Images)

(CNN) - El ministro del Interior de Bélgica, Jan Jambom, dijo que ofreció su renuncia al primer ministro de ese país por no haber capturado a uno de los atacantes suicidas de Bruselas cuando estuvo en poder de las autoridades belgas en 2015.

“Dados los hechos creo que es justificado que la gente se pregunte cómo es posible que alguien (como Ibrahim El Bakraoui) fue liberado antes, y nosotros perdimos la oportunidad de detenerlo cuando estaba en Turquía”, dijo Jambom ante periodistas en la capital belga.

“Ofrecí mi renuncia al primer ministro pero él me pidió permanecer en el cargo debido a la situación en la que nos encontramos”, agregó el ministro.

El fiscal federal de Bélgica Frederic Van Leeuw identificó a Ibrahim El Bakraoui como uno de los dos suicidas en el aeropuerto de Bruselas y a su hermano, Khalid El Bakraoui, como el suicida de la bomba una hora posterior en un tren cerca de la estación de metro de Maelbeek.

Las autoridades turcas detuvieron a El Bakraoui en junio de 2015 y advirtieron a Bélgica de sus actividades, dijo la presidencia de Turquía. Había sido deportado de Turquía a Países Bajos el año pasado, dijo un funcionario turco a CNN. "El 20 de julio, las autoridades belgas respondieron al aviso diciendo que aunque tuviera historial criminal no pudieron determinar los vínculos con terrorismo", contó el funcionario turco.

Interpol tenía una circular roja vigente por Khalid El Bakraoui, el suicida del metro, que les advertía a las autoridades belgas sobre su relación con terrorismo.