CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

Nuevos arrestos en una Bruselas en la que predomina una “sensación de guerra”

Por Holly Yan, Catherine E. Shoichet, Nick Paton

(CNN) — En las calles de Bruselas, los transeúntes están tratando de volver a su vida normal. Sin embargo, la ansiedad sigue siendo alta.

“Todos sabemos que no estamos a salvo en ningún lugar”, dijo una mujer. “Puede ocurrir en cualquier sitio y en cualquier momento”.

Los soldados se alinean en las calles cerca de la estación central de metro, con sus manos agarrando las armas.

“Es un poco una especie de la guerra, la sensación de guerra”, dijo un hombre belga.

Ahora, todos los que quieren subir al metro son registrados.

Algunos dicen que están contentos por las precauciones adicionales en Bruselas.

“Me hace sentir segura”, dijo una mujer. “Mucho más segura”.

No será hasta dentro de unos días que se pueda volar a o desde la capital belga. El aeropuerto de Bruselas dijo que los vuelos de pasajeros no se reanudarán hasta al menos el domingo.

“Debido a que la investigación forense está todavía en curso, actualmente no hay acceso al edificio”, dice el sitio web del aeropuerto.

Redadas alrededor de Bruselas

La policía llevó a cabo una serie de incursiones en barrios de Bruselas durante la noche, en las que detuvo a al menos seis personas.

Tres de las seis personas fueron detenidas frente a la oficina del fiscal federal en Bruselas, dijo la cadena pública RTBF. Otros dos fueron aprehendidos en el barrio Jette, y la sexta en otra parte distinta de Bruselas.

El viernes por la mañana, la policía realizó otra incursión en el barrio Forest, dando lugar a más detenciones, sin que las autoridades proporcionaran más detalles.

No se informó sobre quién fue detenido en los operativos, por qué los detuvieron o si enfrentarán cargos. Las autoridades determinarán este viernes si algunos de los detenidos permanecerán en custodia.

La táctica de detener a las personas primero y preguntar después probablemente se convierta en cada vez más común, dijo a CNN la analista de seguridad nacional Juliette Kayyem.

Persiguiendo a sospechosos desconocidos

Hasta ahora, las autoridades han dicho que creen que cinco hombres participaron en los atentados que dejaron 31 muertos y 330 heridos. Tres de los atacantes murieron: los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui, y el supuesto fabricante de bombas de ISIS Najim Laachraoui. Otros de ellos están fugitivos.

Las autoridades no han identificado a un hombre visto en imágenes de vigilancia que lleva una chaqueta beige y un sombrero negro.

Creen que el hombre, que caminaba junto Laachraoui y El Bakraoui, colocó una bomba en el aeropuerto de Bruselas y huyó.

Esa bomba no explotó. Posteriormente las autoridades la detonaron en una explosión controlada.

El otro sospechoso identificado es aún más misterioso.

Las autoridades creen que una persona no identificada es el segundo sospechoso implicado en el ataque en el metro, además de Khalid El Bakraoui, dijo una fuente de seguridad belga de alto rango a CNN.

Un video de vigilancia muestra al hombre con una gran bolsa en la estación de metro, de acuerdo con la cadena pública belga RTBF.

Sin embargo, los investigadores no saben dónde está ese sospechoso, o si está vivo o muerto.

En este punto, cualquier pista, cualquier testigo, podría ser crucial en la carrera para detener el próximo ataque terrorista en suelo europeo.