CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Foro republicano: los últimos tres aspirantes explican sus posturas

Por Eric Bradner

(CNN) — Esta vez, es personal.

Donald Trump y el senador por Texas, Ted Cruz, exponen sus diferencias, cada vez más cáusticas, en una asamblea ciudadana el martes por la noche en Milwaukee, Wisconsin, transmitida por CNN y moderada por Anderson Cooper. El gobernador de Ohio, John Kasich, también participará y completará el campo presidencial republicano.

El evento llega una semana antes de las primarias estatales del 5 de abril, una prueba crítica sobre la fuerza de los candidatos antes de que la campaña llegue a los estados del este más tarde en este mes.

Aquí hay cinco cosas que debes observar:

Cruz y Trump obtienen se muestran negativos  

Incluso la parte sobre el tamaño de la hombría de Trump no llega tan lejos como esto.

Trump y Cruz están en medio de la pelea más amarga y personal de la campaña. Esto empezó cuando Trump culpó a Cruz de un anuncio no afiliado del super PAC que muestra a Melania Trump casi desnuda, sin ninguna evidencia de que Cruz estuviera detrás del mismo. Luego Trump atacó a Heidi Cruz.

Esto ha llegado a ser lo suficientemente malo como para que Cruz no dijera en una entrevista el lunes con Sunlen Serfaty, de CNN, si apoyaría o no a Trump si él llegara a ganar la nominación republicana.

“No tengo el hábito de apoyar a las personas que atacan a mi esposa y atacan a mi familia”, dijo Cruz. “Donald Trump no será el nominado. Lo vamos a vencer en esta nominación”.

Mientras tanto, Trump ha amenazado con demandas sobre el éxito de la campaña de Cruz al ganar 10 delegados adicionales en Louisiana, a pesar de que Trump en realidad ganó el estado.

Y los dos se pelean entre sí respecto a quién filtró cuáles piezas de información en las historias negativas sobre el otro.

Cruz desafió a Trump a debatir en el la asamblea ciudadana el lunes durante una parada de la campaña en Rothschild.

“Donald, ¿por qué no te presentas y debates como un hombre? Reconozco que Donald prefiere comunicarse en 140 caracteres o menos”, dijo Cruz.

Aunque no van a estar juntos en el escenario, la lucha entre Trump y Cruz será la principal atracción de la noche del martes.

Trump y su opinión de las políticas  

La línea básica de ataque contra Trump ha sido cuestionar su conservadurismo… y su coherencia en las políticas.

En tanto que Trump se acerca, cada vez más, a las elecciones generales, sus posturas políticas están siendo sometidas a escrutinio. Sus comentarios en las reuniones de la junta editorial tanto con el diario The Washington Post como con el diario The New York Times, causaron problemas.

Cuando The Post le preguntó a Trump si consideraría el uso de las armas nucleares estratégicas contra ISIS, él dijo que él es un “contragolpeador”, y señaló sus hazañas en la campaña contra personas como Jeb Bush.

Este es un desafío fundamental para un hombre que es nuevo en la política: hablar con fluidez sobre las políticas que no ha tenido que abordar en su vida laboral antes de que decidiera postularse para presidente.

Esos momentos serán seguidos de cerca… no solo para un impacto instantáneo, sino por lo que podrían significar en la elección general.

¿Acaso Kasich golpeará a alguien?  

La línea del asunto en el correo electrónico de recaudación de fondos de John Kasich el lunes por la tarde fue una sorpresa: “Zona prohibida”.

Él hablaba de las familias y declaró: “ya fue suficiente de lanzar barro y de los ataques personales”.

El gobernador de Ohio ha ganado algunos seguidores a través de su enfoque por encima de la refriega. Pero también se ha dado cuenta de que los republicanos anti Trump terminan haciéndolo a un lado –incluso lo han instado a que ni siquiera compita en algunos estados– pues ellos temen que él dañe las posibilidades que Cruz tiene de ganar y, por consiguiente, negarle a Trump los delegados que necesita para obtener la nominación.

Así que él tiene que tomar algunas decisiones. ¿Acaso Kasich va a ponerse firme e ir tras uno o ambos de sus oponentes en la dirección hacia donde ellos han llevado la contienda y le dirá a los votantes que eso los descalifica?

La forma en que maneje el conflicto entre Trump y Cruz podría marcar el rumbo de las siguientes tres semanas de Kasich, ya que Wisconsin es la única contienda importante antes de las primarias del 19 abril en Nueva York.

El efecto Scott Walker  

Cuando lanzó su campaña presidencial 2016 de corta duración, se suponía que el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, era la mezcla perfecta de un ejecutivo externo competente y con credenciales, además de ser un duro conservador impoluto de Washington. Se pensaba que su mayor rival era Cruz.

Entonces Trump arruinó todo eso.

El desagrado que mostró el magnate de bienes raíces contra los políticos era tan fuerte que Walker, quien pasó su vida adulta en la política local, no pudo igualarlo. Su argumento de que él es más fuerte que todos los demás era suficiente para ahogar el caso de Walker acerca de que había hecho retroceder a los sindicatos.

Walker obtendrá una pequeña venganza el martes, cuando anuncie su respaldo en un programa de radio.

El gobernador de Wisconsin podría marcar el rumbo para un estado que es de vida o muerte para Cruz. Y su popularidad podría hacer que sea difícil para Trump devolver el fuego.

Walker podría estar posicionándose para una futura postulación. En la reunión de la Conferencia Conservadora de Acción Política (CPAC, por sus siglas en inglés) cerca de Washington anteriormente en este año, él buscó minimizar el daño que los republicanos anti Trump temen que él le está haciendo a la rama conservadora.

“Quiero ofrecerles un poco de entusiasmo, un poco de optimismo el día de hoy, y decirles que, sin importar lo que pase allí, el movimiento conservador está sano y salvo en los estados a lo largo de Estados Unidos“, dijo allí.

Y él ha desechado la posibilidad de que si la contienda del Partido Republicano se decide en la convención en Cleveland, el nominado podría no ser uno de los tres candidatos que en este momento están postulados para presidente.

Juego de expectativas  

Kasich no estaba precisamente subiendo las apuestas en Wisconsin cuando habló con los periodistas el lunes en West Salem.

Cuando le pidieron que nombrara un estado en el que él pudiera ganar a medida que la campaña avanza, él dijo: “Claro, es decir que vamos a ver, sí”.

“No voy a pronosticar porque cada vez que pronostico algo, la situación termina con que ustedes vienen y me restriegan mis palabras en el rostro. La clave para nosotros es ganar delegados”, dijo.

Así que tacha a Kasich de la lista de aquellos cuyo destino depende de los resultados de Wisconsin.

Por otro lado, Cruz tiene mucho más en juego. Trump ya está por llegar cerca de ganar 1.237 delegados… lo suficiente para ganar por completo la nominación republicana. Cruz está a corta distancia en el estado tejón, y si él desea negarle esa marca a Trump, ya no puede darse el lujo de perder en los estados en los que tiene posibilidades de ganar.

En medio de todos los insultos personales, Cruz parece haber reconocido este como un momento para atacar.