(CNN) - Nigeria ha anunciado sus planes para enviar un astronauta al espacio para 2030, como parte de su campaña para desarrollar una industria espacial de clase mundial.

"El programa espacial es muy importante", dijo el Dr. Ogbonnaya Onu, Ministro de Ciencia y Tecnología, durante su discurso en la ciudad capital de Abuja. "El espacio es un activo muy importante en el que Nigeria se debe involucrar con el propósito de proteger los intereses nacionales".

Una delegación de la Agencia Espacial Nigeriana visitará socios en China este mes para discutir la logística e inversión para una misión tripulada, la cual sería la primera realizada por una nación africana.

Esencial para Nigeria

El anuncio del Dr. Onu ha sido recibido con escepticismo, en parte después de que una estafa por correo electrónico que exigía 3 millones de dólares para un astronauta de Nigeria perdido se hiciera viral, y además porque los anuncios de políticas del nuevo gobierno han obtenido punteos bajos en el Buharimeter, el sitio web de una sociedad civil nigeriana que evalúa los compromisos de las políticas. Onu también anunció recientemente los planes para iniciar una industria para la fabricación de lápices que crearía 400.000 empleos.

Pero el programa espacial de Nigeria no es una broma y su progreso ha sido constante. La Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo Espacial (NASRDA, por sus siglas en inglés) ha lanzado cinco satélites desde 2003, de los cuales tres todavía están en órbita y ofrecen servicios vitales. El más reciente –NigeriaSat-X– fue el primero en ser diseñado y construido por los ingenieros de la NASRDA, y hay modelos más avanzados en desarrollo.

La agencia espacial ha hecho un uso creativo y extenso de los satélites, desde analizar datos climáticos para mejorar las practicas agrarias hasta recuperar rehenes de Boko Haram, y los oficiales argumentan que esto prueba que la exploración espacial es esencial para Nigeria.

"Nosotros contribuimos con varios sectores que benefician a la nación", dice Felix Ale, el jefe de comunicaciones de la NASRDA". "Las aplicaciones espaciales son clave para el desarrollo".

La capacidad ha mejorado a través de mayores inversiones en infraestructura y habilidades, dice Ale, y agrega que la NASRDA ahora ha capacitado a un personal de más de 300 personas a un nivel de doctorados y licenciaturas en ciencias.

De manera crucial, la industria también se beneficia de la voluntad política en su más alto nivel.

"El presidente está comprometido con el programa", dice Ale. "Con el objetivo de asegurar que los sueños se transformen en realidad".

Una gran ambición

Poner un astronauta en órbita representa un desafío mucho mayor que las anteriores misiones de Nigeria, pero las cifras destacadas de la industria espacial son optimistas.

"Capacitar a un astronauta desde su selección hasta el vuelo toma alrededor de ocho años", dice el Dr. Spenser Onuh, encargado del Centre for Satellite Technology Development (Centro para el desarrollo de tecnología satelital). "2030 es realista en mi opinión... las respuestas de los colaboradores internacionales nos ofrecen mucho apoyo y motivación".

El profesor Calestous Juma, especialista en programas espaciales en países en desarrollo en la Escuela Kennedy de Harvard, sugiere que la misión representa una "noble ambición" que "podría o no realizare como está previsto".

Pero él cree que la visión es más importante que el resultado.

"Las capacidades científicas, tecnológicas y de ingeniería tendrían beneficios económicos directos para Nigeria mucho antes de que se tomara la decisión de poner a una persona en el espacio", dice Juma. "Los paseos espaciales son probablemente lo menos importante. Lo que importa es la infraestructura científica y tecnológica y sus vínculos con el resto de la economía".

Inspiración para un continente

El programa espacial de Nigeria tiene ambiciones más allá de sus fronteras, y se espera que las declaraciones audaces –como una misión tripulada– inspiren a los astrónomos de todo el continente.

"Esto sería un logro histórico para Nigeria y África, el cual animaría al resto de África para que participe", dice Ale.

Nigeria ya comparte recursos de sus activos espaciales, tales como proporcionar imágenes de satélite a Mali, y ha apoyado la idea de una Agencia Espacial Africana.

Con un número cada vez mayor de estados africanos que invierten en programas espaciales, mientras que las fuerzas motrices tradicionales se reducen, el continente podría ser el punto de acceso de la exploración en los próximos años.