Pablo Vásquez fue el sexto preso ejecutado en lo que va del año en Texas.

(CNN) – Pablo Vásquez, un hombre de Texas que mató a un niño de 12 años en 1998 y, según un reporte, bebió su sangre durante un llamado satánico, fue ejecutado el miércoles, anunció el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

Vásquez fue declarado culpable de la muerte de David Cárdenas, de 12 años, en Donna, Texas, hace 12 años.

"Lo siento tanto por la familia de David. Esta es la única forma en la que puedo ser perdonado. Obtendrán su justicia aquí", declaró Vásquez antes de ser ejecutado.

Las autoridades dijeron que Vásquez y uno de sus primos conocieron a David en una fiesta. La noche del 18 de abril de 1998, "Vásquez golpeó a la víctima en la cabeza con un trozo de un tubo y una pala", dijo el Departamento de Justicia Criminal. "El cuerpo de la víctima fue enterrado detrás de una residencia. Vásquez tomó un anillo y un collar de la víctima".

Cuando encontraron el cuerpo de la víctima, "le faltaba uno de los brazos y parte del otro, no tenía piel en la espalda y tenía un agujero en la parte posterior de la cabeza", según documentos judiciales.

Vásquez "admitió que golpeó a Cárdenas en la cabeza con un tubo y que cortó su garganta", según la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos. "También sostuvo que él y un cómplice arrastraron el cuerpo de Cárdenas hasta un campo para enterrarlo".

Vásquez dijo a la policía en una entrevista grabada en video que bebió la sangre del niño, de acuerdo con The Monitor, un diario del sur de Texas.

https://www.youtube.com/watch?v=Nvyod7kFiZM

"La sangre estaba goteando, y cubrió toda mi cara, entonces no sé. O sea, algo me dijo que la bebiera", explicó Vásquez, de acuerdo con una transcripción de la declaración.

Vásquez dijo que intentó decapitar al niño, de acuerdo con The Monitor. Un detective le preguntó el motivo.

"El diablo me decía que se la quitara, que la conservara, la conservara, pero no se desprendió", declaró Vásquez. "Me estaba volviendo loco porque escuchaba eso"

Vásquez es el sexto reo ejecutado en lo que va del año en Texas.

AnneClaire Stapleton contribuyó con este reporte.