Sun Wenlin y su pareja Hu Mingliang, habían presentado una demanda luego de que su petición de licencia fuera rechazada en primera instancia.

BEIJING (CNN) - Un tribunal en la región central de China emitió un fallo en contra de una pareja gay en la primera demanda sobre matrimonio entre personas del mismo sexo en el país, lo que representa un golpe contra una campaña incipiente pero cada vez más visible a favor de la igualdad entre los miembros de la comunidad LGBT.

Sun Wenlin y su pareja Hu Mingliang han demandado a su oficina local de registro de matrimonios después de que su petición de licencia fuera rechazada el verano pasado.

Para sorpresa de la pareja y su abogado, un juzgado del distrito de Changsha — la capital de la provincia de Hunan— aceptó su caso en junio, lo que les permitió luchar por su derecho a contraer matrimonio con base en la carencia de una prohibición específica sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo en China.

Cuando desestimó el caso esta semana, el tribunal citó diversas disposiciones que especifican el género de los solicitantes de autorización en la Ley de Matrimonio del país, la cual entró en vigor en 1981.

"Este resultado demuestra que China aún discrimina legalmente en contra de las personas gay", le dijo Sun a CNN.

"Apelaremos esta decisión y seguiremos luchando por nuestros derechos".

Añadió lo siguiente: "Lo que queremos no es solo una hoja de papel o el reconocimiento de algunos desconocidos... lo importante aquí es la libertad y la igualdad".

Shi Fulong, el abogado de la pareja, dijo no estar sorprendido por el resultado, pero se sentía "decepcionado y entristecido".

"El movimiento por los derechos de los gays ha pasado de estar oculto a estar abierto a la opinión pública gracias a una sociedad cada vez más tolerante", dijo.

"Las cosas mejorarán cuando la sociedad se vuelva más abierta".

Amor y demanda

Sun y Hu solicitaron su licencia matrimonial en junio de 2015 para su primer aniversario, tres días antes de que el Tribunal Supremo de EE.UU. decidiera extender a los 50 estados el derecho al matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Cuando el registro les negó su solicitud, al insistir en que solo las parejas homosexuales pueden contraer matrimonio, la pareja llevó su pelea a la corte.

"Incluso si fuéramos la única pareja gay en el mundo, deberían permitir que nos casáramos", le dijo Sun a CNN en enero.

"Es un derecho humano básico y deberíamos disfrutarlo".

La homosexualidad fue eliminada de una lista oficial de enfermedades mentales sujetas a tratamiento clínico en China en 2001, luego de una decisión tomada en 1997 para despenalizarla.

'No somos fenómenos'

A pesar de los avances, los estigmas sociales continúan.

Según una encuesta de 2015 realizada por el grupo estadounidense de investigación Pew, el 61% de la población china dijo que la homosexualidad era inaceptable.

Ninguna nación asiática se encuentra en la lista de 22 países que han legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Sun dijo antes a CNN que espera que su caso judicial abra un debate público sobre las personas gay y sus intereses y bienestar en China.

Sin embargo, admitió que China tiene un largo camino por recorrer cuando en lo que a la igualdad de trato respecta.

"Mi esperanza es que cuando la gente vea a gays o lesbianas tomados de las manos en la calle, no los vean como fenómenos o los volteen a ver con curiosidad", dijo. "Somos tan normales como cualquier otro".