CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

Se profundiza el divorcio entre el principal partido de Brasil y el gobierno de Rousseff

Por CNN Español

(CNN Español) — El partido del movimiento democrático brasileño, el PMDB, cuyo líder es el vicepresidente Michel Temer, confirmó que el 90% de sus 69 diputados votara a favor del juicio político.

No es una buena noticia para la presidenta porque ya ha perdido el apoyo de otras agrupaciones políticas que formaban parte de su coalición de gobierno.

Está previsto que el viernes comiencen tres sesiones de debates en la Cámara de Diputados que terminarán con una votación el domingo.

Los dirigentes del PMDB ya han dicho que 62 de los votos que tienen en diputados serán contra la mandataria.

Se necesitan 342 de los 513 votos para que el trámite continúe y pase al Senado de 81 miembros. Allí se decidiría por mayoría simple si se inicia el juicio de destitución.

Mientras tanto, cuatro ministros dejaron sus cargos pues debido a que también son diputados, le expresaron a Rousseff que querían ser relevados de sus funciones para votar contra el juicio político y ella aceptó las solicitudes.

Tres de ellos pertenecen al Partido del Movimiento Democrático brasileño, que rompió su alianza con el Ejecutivo a principios de mes y le solicitó a quienes desempeñaran cargos gubernamentales renunciar, aunque no todos siguieron esa directriz.

El cuarto ministro forma parte del oficialista Partido de los Trabajadores.

En tanto el procurador general, que actúa como abogado de la mandataria, contraatacó. Este jueves José Eduardo Cardozo presento una moción ante el Tribunal Supremo de Justicia con el propósito de bloquear el juicio politico contra la presidenta en la Cámara de Diputados.

Por su parte, el procurador del Ministerio Público de Cuentas de Brasil, Julio de Oliveira, desestimó la defensa de los abogados de Rousseff: “A mi juicio no hay sustancialmente nada que justifique una paralización del proceso de juicio político”.