(CNN) - Esta camiseta que puede hablar por ti cuando nadie más entienda una palabra de lo que estás diciendo podría ser llamada el último grito de la moda.

Esta ingeniosa prenda de vestir tiene impresos cerca de 40 íconos que los viajeros pueden usar para enviar su mensaje en caso de que no conozcan el lenguaje local.

Inspirados en las comunicaciones de carreteras, esta camiseta hace parte de una serie de ítems creados por un grupo de jóvenes suizos que crearon la compañía Iconspeak.

“Se nos ocurrió la idea en 2013 cuando atravesábamos Vietnam en motocicleta y una de ellas se rompió”, dijo a CNN George Horn, cofundador de la compañía.

Horn, un consultor comercial necesitaba reparar la motocicleta y terminó en un pequeño pueblo donde nadie entendía su inglés o francés.

Entonces él y su compañero de viaje usaron símbolos escritos en papel y tarjetas que funcionaron muy bien y las siguieron usando una y otra vez en diferentes situaciones.

Íconos inofensivos

Día o noche, los símbolos pueden ser usados virtualmente en cualquier circunstancia. (Crédito: Cortesía / ICONOSPEAK)

Día o noche, los símbolos pueden ser usados virtualmente en cualquier circunstancia. (Crédito: Cortesía / ICONOSPEAK)

Con el tiempo se les ocurrió plasmar esta herramienta de traducción en camisetas.

“Fue un largo proceso”, dije Horn. “Empezamos con una gran lista de posibles ítems y empezamos a probar prototipos”.

La lista se fue reduciendo gradualmente y cada ítem fue cuidadosamente vetado por si podría resultar ofensivo en algún lugar del planeta.

“Nos mantuvimos alejados de símbolos religiosos, para estar en un lugar seguro”, dijo Horn. “Y funcionó”.

El dice que ha probado estos símbolos en toda Europa y su colega Florian los está probando actualmente en Latinoamérica.

Las camisetas, que pueden conseguirse en internet por 33 dólares, incluyen íconos para hablar sobre bicicletas, trenes, buses, hoteles, cerveza, comida, hospitales, aviones y WiFi.

Lo único que falta es un símbolo de lavandería por si hay que decirle a alguien “amigo, es hora de cambiarte de camiseta”.