Una mujer fuma marihana en Washington D.C., el 26 de febrero, el primer día que fue legal la posesión de marihuana con fines recreativos. (Crédito: Alex Brandon/AP)

(CNNMoney) - Hace cuatro años la marihuana con fines recreativos (la que usas sin una prescripción médica) no era legal en ningún lugar de Estados Unidos. Ahora los votantes han cambiado las reglas en cuatro estados de EE.UU..

Pero las reglas sobre cómo y cuánto puedes comprar y quién puede fumar aún están un poco difusas. Se pone más complicado para quienes intentan venderla.

Esto es lo que debes saber:

1. Cualquier persona de más de 21 años puede comprar marihuana en Colorado, Washington y Oregon.

2. Puedes fumar marihuana legalmente en Alaska y Washington D.C., siempre y cuando seas mayor de 21 años.

Sin embargo, no es legal comprarla en esos estados hasta que los legisladores trabajen en los detalles. Alaska actualmente acepta licencias de aplicaciones para quienes quieran cultivar marihuana en un futuro.

3. El uso medicinal de la marihuana es legal en 24 estados y en la capital de EE.UU.

4. Te pueden despedir por fumar marihuana

Incluso si no llegas drogado al trabajo, en la mayoría de estados te pueden despedir si fallas una prueba de drogas.

5. El gobierno tiene y opera una tienda de marihuana

En la ciudad de North Bonneville en el estado de Washington hay una tienda que se llama La Esquina del Cannabis. El local abrió en 2015 y sus ganancias van a proyectos especiales de la ciudad, como arreglos del parque de niños.

6. Todavía hay mercado negro de marihuana, incluso donde es legal

Eso se debe a que es más barato. La marihuana legal tiene muchos impuestos. Si estás comprándola en una tienda en Colorado, los impuestos serán del 28%; en Washington del 37%; en Oregon varía del 17 al 20%.

7. Los bancos siguen siendo un problema para las tiendas de marihuana

La marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal. Eso significa que muchas tiendas no pueden acceder a cuentas bancarias, pues los bancos están regulados por las leyes federales. Los vendedores deben pagar a sus empleados en efectivo, lo que hace que el negocio sea peligroso.

8. No puedes fumar marihuana en público en ningún lado