(CNN)– México tomará pasos legislativos para legalizar el uso médico de la marihuana, y su gobierno considerará cambios al código penal para despenalizar la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para uso personal.

El anuncio fue hecho por el presidente de México Enrique Peña Niego, quien habló en la sesión especial de la ONU sobre drogas este martes.

Peña Nieto dijo que su gobierno ha hecho foros para obtener información de líderes de opinión mexicanos sobre formas de controlar más eficientemente el flujo de drogas ilegales al mismo tiempo que se exploran otras alternativas a la estricta regulación de las leyes.

"Como presidente de México, en esta sesión especial le doy la voz a aquellos líderes de opinión mexicanas que expresaron su necesidad de actualizar, dentro del marco de la ley, el uso de la marihuana para usos médicos y científicos", dijo Peña Nieto.

El presidente llamó al consumo de marihuana un "problema de salud pública". Sus propuestas, dice, se derivan de los foros del gobierno.

"Los participantes en estos foros también han hablado de la importancia de aumentar, de acuerdo con los estándares internacional, la cantidad de marihuana que puede considerarse como dosis personal", añadió Peña Nieto.

Para María Teresa Paredes, una abogada penal de Ciudad de México, el presidente no sorprende con este anuncio, sino que se está adaptando a la realidad de las calles mexicanas.

"Esto no es nuevo. Es lo que los abogados penales experimentamos cada día. Las personas no lo saben. La mayoría de policías no se molestan en detener a alguien que está drogado porque estaba consumiendo marihuana porque considera que no vale la pena arrestar a una persona potencialmente violenta porque el juez la va a dejar ir por un cargo menor", dijo Paredes.

Bajo el código de salud, que regula el consumo de droga, la ley mexicana permite la posesión de pequeñas cantidades de droga de las que se cree que son para consumo personal y no para venta. El código de salud permite la posesión de hasta 5 gramos de marihuana, 50 miligramos de cocaína y 40 miligramos de metanfetaminas, entre otros.

Pero los jueces interpretan la ley a su discreción. Paredes dice que recientemente defendió a un joven que fue capturado con 1 kilo de marihuana. El juez lo dejó ir con una sentencia de libertad condicional de dos años que será apelado por fallas en el proceso.