CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terremoto en Ecuador

Ecuador, una semana de pesadilla entre escombros

Por CNN Español

(CNN Español) — La cifra oficial de personas muertas en Ecuador tras el terremoto del sábado en la costa es de 646 víctimas mortales, dijo este sábado el presidente Rafael Correa.

Según el último informe de la Secretaría de Gestión de Riesgos, las cifras por el desastre son las siguientes:

  • 12.492 personas heridas han sido atendidas.
  • Hay 26.091 personas albergadas
  • Hasta el momento 130 personas permanecen desaparecidas.
  • 113 personas han sido rescatadas con vida
  • Según el boletín oficial, hay 6.998 edificaciones destruidas, otras 2.740 afectadas y más 281 escuelas averiadas. La remoción de escombros continua siendo prioridad en búsqueda de mas víctimas.

Se han producido 722 réplicas.

La mayoría de las víctimas fueron ubicadas en las localidades de Manta y Pedernales en la provincia costera de Manabí.

En Manta, a pesar de los esfuerzos, se desvanecen las esperanzas de encontrar sobrevivientes: de allí han se han rescatado con vida a 25 personas y se han recuperado 86 cadáveres. Pero ya han transcurrido 5 días y dicen los bomberos que las posibilidades de encontrar gente con vida es de solo un 3%. En Chone, el hospital general colapsó.

En medio de la desesperación por falta de comida, agua y medicinas algunos aprovechan para llevarse algo de lo que encuentran en medio de la devastación, y ha habido problemas con la distribución de suministros. Sin embargo, se han habilitado albergues en estadios para atender a miles de personas afectadas.

Por lo general los organismos internacionales suspenden las búsquedas después de siete días de la tragedia o después de dos días sin encontrar ningún superviviente.

Pero no deja de temblar, este viernes se registró un sismo de magnitud 5,8, el martes se uno de 5,5, el miércoles uno de magnitud 6,1 y el jueves uno de 6,0. Eso, mientras se agotan las esperanzas de encontrar sobrevivientes en medio de los escombros del terremoto del sábado.